La secta cristiana más perversa de todas – Los Hijos de Dios

13 enero, 2018 | adm | Insólito

La secta cristiana más perversa de todas – Los Hijos de Dios

Los Hijos de Dios son la secta cristiana más perversa de todas. Una ex integrante relata los abusos que sufrió dese niña.

‘Como aprendíamos a cepillarnos los dientes, hemos aprendido a tener relaciones sexuales’.

Esta secta cristiana es un pervertido culto a Dios. Ellos azotan a los niños si no mantienen una actitud lasciva hacia los ‘tíos’.

Dawn Watson creció bajo esta secta junto a su madre y hermano, según Daily Mail. (1)

Los actores de Hollywood Rose McGowan y Joaquin Phoenix eran miembros de la secta.

A Dawn le enseñaban cómo tener relaciones sexuales a una edad temprana dentro del culto. También se mostraban imágenes de mujeres desnudas clavadas en cruces.

Pero a la edad 13 años fue capaz de escapar de los Hijos de Dios.

Watson se crio en la notoria secta internacional, Los hijos de Dios. Pero logró escapar de los abusos que sufrió.

Ya adolescentes, las mujeres son obligadas a participar en la ‘pesca coqueta’. Esta implica enviarlas fuera de la comunidad para ofrecerse a sí mismas para recaudar dinero para la comunidad.

La gente de Hollywood Rose McGowan, Harvey Weinstein y Joaquin Phoenix también fueron una vez miembros de la secta.

Dawn decidido no vivir bajo estas reglas.

Ella logró escapar de los Hijos de Dios. Ahora conocidos como Familia Internacional. Cuando tenía 13 años huyó. Pero su viaje a la recuperación ha sido largo, marcado con recuerdos dolorosos.

Ahora de 29 años, dijo a la televisión: ‘Como aprendimos a cepillarnos los dientes, de niños, hemos aprendido a tener relaciones sexuales’. ‘Esto es lo que teníamos que hacer, esto es cómo sucede’.

‘Hemos aprendido que Dios es amor. Y la manera de expresar el amor de Dios (para ellos) es a través de la sexualidad. Nunca supe nada diferente‘.

‘Creo que nadie va a entender de verdad, a menos que haya vivido lo que es el abuso. Y el abuso que digo es en todas las formas. Abuso sexual, abuso emocional y abuso espiritual.

Dentro del culto

La secta cristiana ‘Los Hijos de Dios’ comenzó en 1968 y fue fundada por David Brandt Berg en Huntington California. En 1972, había 130 comunidades de miembros a tiempo completo repartidos por todo el mundo. Incluyendo Brasil, donde creció Dawn.

El extraño acto de ‘pesca coqueta’

Dawn dijo: ‘Nunca tuve ninguna figura paterna que creciera en la comunidad. No había alguien que, como hombre, pudiera ser un protector para mí. Siempre miraba con peligro a los hombres y a los tíos de la comunidad. Quería estar lo más lejos que pudiera de ellos’.

Conocida como ‘pesca coqueta’, las mujeres jóvenes eran enviadas fuera de la comunidad para solicitarse a sí mismas. El objetivo era recaudar dinero para la comunidad.

Dawn, dijo: ‘Él convencía a las mujeres que esto era parte de una causa. Y si no querían hacerlo, si no tenían la fe para hacerlo, era porque eran débiles espiritualmente’.

Hacerlo era como un acto heroíco

Cuestionar los caminos de la comunidad era mal visto – y los que lo hicieron eran castigados.

Dawn explicó: “A muchos de los niños le ponían cinta adhesiva sobre su boca. Para que no hablaran de cosas que no son de esta cultura o nuestros sistemas de creencias. Teníamos la ‘habitación de la zurra’. Donde siempre estábamos adentro y afuera”.

‘Recuerdo que un día, solo hacíamos juegos de niños y terminamos siendo castigados. Recuerdo que me dieron tantos azotes que toda mi pierna quedó lleno de moretones. Recuerdo ir con mi madre y preguntarle: ‘¿Es esto amor?’

Dawn, que nació en el culto, dijo: ‘Mi madre definitivamente no sabía muchas de las cosas que estaban sucediendo. Siempre la ponían para ir a cantar y siempre le dieron tantos puestos de trabajo que hacer’.

‘Muchas veces las mujeres no se hacen cargo de sus propios hijos. Siempre estaban con los tíos y tías’.

‘A los niños de la comunidad no se les daba una verdadera educación. Estaban atrapados en el ciclo de abuso y de lavado de cerebro‘.

Dawn, dijo: “No se nos permitía estudiar o leer libros o cualquier cosa que fuera a llevar nuestra mente lejos de la educación que nos daban”.

Frustrada por la falta de respuestas a sus preguntas, Dawn comenzó a escaparse algunas noches.

Tomar la decisión de dejar

Dawn no podía librarse de una sensación inquebrantable de que ese amor era malo. De que las denominadas expresiones de amor en la comunidad no estaban en lo cierto. Por lo que decidió, a los 13 años, escaparse.

Ella dijo: “Finalmente llegué a un punto en mi vida en el que necesitaba una salida. Desesperadamente dije: ‘¿Sabes? Si el mundo exterior es un lugar terrible, si Dios me va a juzgar y matar y voy al infierno. Realmente no me importa'”.

Dawn dejó atrás a su madre y hermano y pasó más de tres años alojada en las casas de varios ex miembros, en Brasil.

Creyó que había cerrado la puerta al capítulo más oscuro de su vida. Pero luego fue violada cuando tenía 15 años.

Ella dijo: ‘he experimentado violación en una de las casas que estaba alojada’.

Dawn dice ahora que ayuda a la gente a romper con el silencio dentro de sí mismos, por lo que pasaron. Ella salió y desea ayudar a otros a salir de la secta cristiana u otras creencias similares.

Recursos Externos:

www.dailymail.co.uk

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Privacidad (GDPR)