Sanando la Tierra

La profesión del siglo XXI son los Tecnoevangelistas

11 mayo, 2014 | adm | Iglesia y Ministerio

los Tecnoevangelistas

Cuando a alguien dice que la profesión del siglo XXI, son los Tecnoevangelistas, piensan en los predicadores de la televisión que tratan de llevar su mensaje o en los que manipulan a la gente para sacarles su dinero.

Pero nada más alejado de la verdad. Los tecnoevangelistas no son los tele-evangelistas.

Los Tecnoevangelistas logran traducir en palabras simples las explicaciones complejas de los investigadores y desarrolladores, promoviendo el uso de herramientas digitales y modificando hábitos; este es uno de los empleos que han surgido como novedad en el mercado laboral.

Evangelista viene de la palabra griega evangelion, significando buena nueva (eu en griego quiere decir bueno, y angelos un mensajero; de esta se deriva la palabra ángel).

Para la Real Academia Española se refiere a una persona que se ocupa de cantar el evangelio en las iglesias. Desde este sentido, la industria tecnológica tiene una posición ocupada por pocos llamada tecnoevangelista o tecnoevangelizador.

Alejandro Cimas, ingeniero en sistemas y evangelista tecnológico de GeneXus dijo: «No me gusta demasiado el nombre del puesto porque puede asociarse a alguien que habla de sí mismo tratando de convencer, pero en realidad nosotros hacemos lo que nos apasiona: escuchar activamente lo que dicen distintas audiencias sobre tecnología y hablarles al respecto».

Sean Koehl que trabaja para Vision Strategist and Technology Evangelist de Intel Labs dijo: «En nuestro rol comunicamos información técnica a estudiantes, docentes, empresas, funcionarios y al público en general».

Este ejecutivo es responsable de plasmar la visión de la empresa sobre el área de la tecnológica y el futuro, acercando a los consumidores cómo los nuevos desarrollos impactarán sus vidas cotidianas.

Él a diario conversa con científicos, investigadores e ingenieros para estar al tanto de lo que se viene, y luego traduce este contenido para que los usuarios hogareños, empresariales, analistas e inversores puedan comprender cómo puede mejorar la rutina de cada uno y la sociedad en general con la adopción de las nuevas soluciones.

Para la gente ser tecnoevangelizador parece el mejor trabajo del mundo: viajar todo el tiempo y hablar con el público sin grandes responsabilidades aparente.

Su labor no es tan simple, ya que tienen el desafío de lograr que las personas estén interesadas en la tecnología.

Para lograrlo tienen que articular varias disciplinas, incluyendo psicología y antropología para que el público realmente entienda y adopte las soluciones.

Además estudian mucho para estar actualizados sobre los temas a abordar. Son un punto intermedio entre los técnicos y los especialistas en marketing, porque se ponen en el lugar de tecnólogos para comprenderlos y también adoptan el discurso para la audiencia para poder hablarles desde distintas perspectivas», dijo Koehl.

Cimas dice: «Nuestro gurú es Jerry Weissman, autor de libros como In the Line of Fire: How to Handle Tough Questions y The Power Presenter y Presenting to Win: The Art of Telling Your Story.

Usar el mismo lenguaje

«Muchas veces nuestro desafío es humanizar la tecnología», dijo Bryan Tafel, ex Developer Evangelist para América latina de RIM (hoy BlackBerry)…

Ver más: www.lanacion.com.ar

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *