La fe de Stephen Hawking – se burlaba de Dios y estaba contra Israel

18 marzo, 2018 | adm | Iglesia y Ministerio

La fe de Stephen Hawking - se burlaba de Dios y estaba contra Israel

La muerte del reconocido astrofísico hizo que muchos pregunten sobre la fe de Stephen Hawking. Él era ateo. Más allá de su brillantez, hubo aspectos negativos de su personalidad.

Fue adultero y tuvo denuncias de violencia familiar. En el plano político apoyaba a movimientos anti israelitas.


SI USTED PREFIERE,
PUDE ESCUCHAR ESTE ARTICULO AQUÍ


Su primera esposa, Jane Wilde, dijo como rogó a Dios muchas veces por su vida. Pero él se burlaba de su fe, según reporta ibtimes. (1)

Wilde ha revelado que su fe fue lo que le permitió cuidar de él durante su matrimonio. En una entrevista con el diario español El Mundo, Wilde reveló en 1985, que Hawking era un ateo acérrimo.

En una oportunidad, tuvo una neumonía durante su participación en la investigación en el CERN, que lo dejó en coma. Wilde dijo que recibió una llamada telefónica desde el hospital en Suiza haciéndole saber que estaba cerca de la muerte.

“Por favor, Señor, haz que Stephen viva”, fue la oración que recuerda haber dicho.

Los médicos dijeron que no había nada más que podían hacer. Ellos le pidieron permiso para desactivar el respirador artificial de Hawking, pero Wilde se negó.

Apagar el respirador era impensable. ¡Que podría ser un final más vergonzoso de una lucha heroica por la vida! Sería negar también todo lo que yo había luchado tan duro,” dijo.

“Mi respuesta fue instantánea: Stephen vivirá”.

Una decisión que cambió sus vidas para siempre

Debido a su crítica situación, los médicos tuvieron que realizarle una traqueotomía. Esto logró salvarle la vida. Pero lo dejó sin poder hablar y requirió el sintetizador de voz electrónica que el mundo asocia con él.

Wilde tiene ahora 70. Se casó con Hawking en 1965 después de conocerlo a través de su hermana en una fiesta cuando tenía 23 años. Esto fue año después de que se le diagnosticara la enfermedad neurodegenerativa.

“Fue un reto, pero yo creía que juntos podríamos vencer a la enfermedad”, recuerda.

Una consecuencia de la traqueotomía es que Hawking requirió cuidados las veinticuatro horas del día desde entonces. Inicialmente proporcionado por los estudiantes de doctorado que vivían con la familia y posteriormente las enfermeras.

A pesar de su situación, Hawking engañaba a su esposa con una de las enfermeras.

Ella se llamaba Elaine Mason, quién se convertiría en su segunda esposa. La fe de la primera esposa le ayudó a soportar. Pero terminó en divorcio.

Hawking aumentaba su devoción por “la diosa Física”, excluyendo a su familia. Otra razón para finalizar su matrimonio era la tensión en aumento en la relación. Hawking rutinariamente se mofaba de la fe cristiana de Wilde.

La fe de Stephen Hawking

“Entiendo las razones de las creencias ateas de Stephen, porque si a la edad de 21 una persona es diagnosticada con una terrible enfermedad: ¿Vas a creer en Dios? No lo creo”, admite Wilde.

“Pero necesitaba mi fe, porque me dio el apoyo y la consuelo que necesitaba para continuar. Sin mi fe, yo hubiera tenido nada más que el apoyo de mis padres y algunos amigos. Pero a través de la fe, siempre pensé que iba a superar todos los problemas que me surgieron”.

En septiembre de 2014, Hawking dijo en una entrevista con El Mundo que “los milagros no son compatibles con la ciencia”.

Cuando se le recordó de este hecho, Wilde sonríe.

“Bueno, es curioso, porque creo que es un milagro que aún esté vivo. Es un milagro de la ciencia médica”, dijo en su momento.

“Para mí, eso es muy difícil de explicar”.

La fe de Stephen Hawking estaba en la física de lo que se puede explicar. Los milagros no se pueden explicar.

Recursos externos: (1) www.ibtimes.co.uk

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Privacidad (GDPR)