Sanando la Tierra

La crucifixión de cristianos que el mundo ignora

3 septiembre, 2014 | adm | Iglesia y Ministerio

La crucifixión de cristianos que el mundo ignora

La crucifixión de cristianos que el mundo ignora que están siendo masacrados en Irak y Siria por los terroristas del Estado islámico que tomaron el control de varias ciudades de Medio Oriente, como, Mosul, donde ya no quedan cristianos.

Por vez primera en más de dos mil años, los pueblos cristianos más tradicionales no celebraron cultos el domingo último. Porque Mosul, una de las principales ciudades iraquíes está bajo poder del Estado Islámico, el grupo terrorista más sanguinario que se tiene memoria.

(Nazarene/Christian)

(Nazarene/Christian)

Siendo perseguidos desde el primer momento, los cristianos en Mosul viven su calvario propio sin que los organismos internacionales alerten de la masacre a que son sometidos diariamente.

Ni siquiera le prestaron atención al papa Francisco cuando dijo: «Recordemos en nuestras oraciones a estos hermanos perseguidos».

Sin embargo, la masacre de cristianos sigue. Y no solamente en Mosul. Existen ciudades enteras en Siria que son «purificadas» de cristianos por este grupo terrorista.

A sus fusilamientos se suman las decapitaciones públicas y las crucifixiones en el medio de las ciudades. Los cuerpos inertes y las cabezas son exhibidos en el centro de la ciudad. Es la advertencia de lo que padecerán si no se convierten al islam o no abandonan el pueblo.

Asimismo como sucedió en el Holocausto, que los nazis rotulaban con la Estrella de David a los judíos para después exterminarlos, los «nazarenos» -como son identificados despectivamente por los musulmanes extremistas- son marcados con la letra «N» o «Nun» (en árabe ن) en el frente de sus casas.

Tener esa pintura significa una sentencia a muerte. O tener la obligación de marcharse por siempre de Mosul.

Mosul es la Nínive de la antigüedad- este pueblo se convirtió al cristianismo entre los siglos I y II y fue la cuna de monasterios y templos sagrados que fueron el foco de la civilización y cultura para Oriente.

Desde ese entonces, los cristianos no dejaron de ser perseguidos. Primeramente lograron sobrevivir a la conquista musulmana en el siglo VII. En esa época aguantaron la persecución de kurdos y más tarde resistieron la persecución del Imperio Otomano.

Sin embargo, lo que no habían podido siglos de adversidades, lo han logrado los terroristas del Estado Islámico. Los cristianos ya no están en Mosul. Fueron expulsados o exterminados por los yihadistas en menos de siete meses.

Los terroristas los identificaban marcando a sus casas con la letra árabe Nun, inicial de nazareno, «cristiano». Los muy pocos que quedaron o se convirtieron al islam, o se marcharon al exilio o fueron pasados por la espada.

El nuevo califa del Estado Islámico, Abu Bakr Al Bagdadi, impuso en su territorio la sharía -ley islámica- y no admite otra creencia más que la suya. Desobedecer es acarrearse la pena de muerte.

El exterminio sistematizado de cristianos en Irak y Siria sólo despertó la indignación de organizaciones religiosas en las redes sociales, especialmente en Facebook y Twitter.

Bajo el título hashtag #WeAreN (#SomosN) millares de usuarios levantan la voz sobre una de las masacres más silenciadas de Medio Oriente. Hacen referencia a la marca mortal ن que abunda en Mosul.

La campaña inició cuando la periodista Dalia Al-Aqidi llamó a comentar la masacre de cristianos bajo ese hashtag. Fue ese momento que la «N» (Nazarene/Christian) tomó significado.

Pese a la evidente masacre en que son sometidos a diario los cristianos de Irak, las Naciones Unidas no ha hecho nada al respecto.

Ni se han pronunciado. Sólamente el gobierno francés dio asilo a algunos de los perseguidos por los terroristas.

www.infobae.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *