Sanando la Tierra

La antigua China adoraba al Dios de la biblia

5 julio, 2017 | adm | Iglesia y Ministerio

La antigua China adoraba al Dios de la biblia

Un investigador llegó a la conclusión de que la antigua China adoraba al Dios de la biblia. Este encontró relación entre los registros chinos y el texto bíblico.

Chan Kei Thong ha viajado por el mundo para destacar la veracidad de la Biblia.

El Dios descrito en la Biblia es el mismo que la antigua China adoraba al principio de su civilización. Es la conclusión que llegó el Dr. Chan Kei Thong. Kei Thong es un cristiano que ha construido su carrera en el área de liderazgo.

Él ha dedicado siete años a investigar los registros históricos chinos que llevaron a este resultado.

Su libro, se llama Faith of Our Fathers: Finding God in Ancient China. (1,2 ,3) (Fe de Nuestros Padres: Encontrar a Dios en la antigua China) En este detalla cómo los significados de las palabras en caracteres chinos tienen referencias a situaciones y lugares en la biblia.

Sobre el tema, la Sociedad Brasileña Creacionista (SBC) ha publicado la obra Descoberta do Gênesis en idioma chino. Esta fue escrita por el Rev. CH Kang y por la Dra Ethel R. Nelson.

Nacido en Singapur, Tanga ayudó a fundar la Dirección de Desarrollo Internacional (LDI).

Él fue el director general y lo convirtió en uno de los sistemas educativos internacionales más influyentes. Posee siete escuelas en China y Oriente Medio y emplea a más de 800 personas. Las escuelas logran una facturación anual de más de 35 millones de dólares. Hoy en día, enseña en el programa de maestría en Liderazgo Trinity Western University, Canadá. Dedica el resto de su tiempo para guiar a los líderes en China y Oriente Medio.

Cómo Chan Kei Thong empezó a investigar

«Crecí en un hogar tradicional chino. Cuando me hice cristiano a los 19 años, pensé que me había alejado de la cultura China. La mayoría de los chinos ven la fe cristiana como religión occidental. Fue muy doloroso. Mi familia y amigos chinos pensaban que yo era menos chino. Pero acepté esto como un precio que tuve que pagar por conocer a Jesús. Así que fui a trabajar en China, y vivió allí durante más de 20 años. Y poco a poco me di cuenta de que en realidad los antiguos chinos adoraban al verdadero Dios. Por eso me fui tras ello. Y ahora me doy cuenta de que al haberme convertido en un cristiano, estoy llegando al corazón de mis raíces ancestrales».

Relación entre la Biblia y los caracteres chinos

Creo que lo que más me impresionó fue el Altar del Cielo en Beijing. Este es el sistema de sacrificio imperial. La traducción oficial es Templo del Cielo. Pero en realidad, el verdadero significado es Altar del cielo. Es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura de la antigua China. Todos los turistas van allí para ver por qué este es uno de los lugares que deben ser visitados. Al principio, yo no iba allí porque no me gustaba ir a los templos. Como cristiano, no me gustan los ídolos, pero tenía amigos que vinieron a visitarme y querían verlo, y me fui con ellos. Yo estaba allí y me dí cuenta, ‘Espera. No hay ídolos en este Templo del Cielo’. Sólo vi la señal de Dios.

Así que empecé a investigar: ‘Mira, describen a este Dios como un Dios personal. Él es amoroso, todopoderoso, omnisciente, inmutable (que significa que no cambia), es eterno. Y lo bueno es que en ese momento escaneando todos los antiguos clásicos chinos encontré que se habla de este Dios. Encontré que hay características que son las mismas que Yaweh en la Biblia. Así profundicé, y busqué en otras áreas. Así es como empezó, desde el Templo del Cielo.

Principales resultados de la investigación de Chan Kei Thong

La conclusión principal de Kei Thong es que los antiguos chinos adoraban al Dios de la Biblia. Lo conocían como un Dios personal que está íntimamente interesado en nosotros. Con este Dios se podía tener una comunión personal. El perdón de los pecados está incrustado en la cultura china.

La mayoría de las personas no saben que esta conexión tiene miles de años de historia. Es como una cebolla, que tiene muchas capas, por lo que si se toma sólo la mitad, se enfrentan a Confucio.

Muchas personas piensan de Confucio como representante de la cultura china. Sí, si nos fijamos en hace 2500 años. Pero antes, a los 4.500 años de historia China, aparece otro panorama.

Estos registros chinos son independientes de la Biblia, incluso fueron escritos antes que la Biblia. Esto muestra que los antiguos chinos sabían y registraron los mismos relatos que se encuentran en la Biblia. Esto crea una garantía independiente para la fiabilidad y autenticidad de la misma.

La relación de la antigua China con el estudio de las estrellas está distorsionada. Los chinos no usan la astrología.

Usan a las estrellas como punto de información.

No dicen que las estrellas controlan nuestras vidas, nuestras fortunas, y ciertamente no a personas concretas, dice Kei Thong.

Pero los chinos entienden que el Dios que puso las estrellas en el espacio también nos puede dar mensajes importantes para el mundo.

Eso es lo más importante para recordar: Los antiguos chinos creían que Dios les podría mostrar grandes eventos.

Kei Thong dice que descubrió dos eventos astronómicos relacionados con Jesús. A través de la Biblia sabemos que los magos fueron guiados por una estrella a Jerusalén. Eran de una región al este de Israel, tal vez desde Babilonia o Persia. La zona horaria entre Israel y China, su capital, son 4, 5 horas de diferencia.

De Babilonia, tal vez alrededor de 2 horas de diferencia de China.

¿Si los magos vieron la estrella, la vieron los chinos? Esa sería la pregunta más obvia. Sí, de hecho, se informó que en aproximadamente el 5 aC una estrella brilló fuertemente durante 70 días.

Este registro es muy interesante. Según la interpretación de este evento hace 2000 años registrado en la historia china fue señal de una nueva era. Esta estrella representaba el sacrificio. ¿No sería una buena descripción de Jesús?

Él vino para iniciar una nueva era, y al sacrificio por la humanidad.

También se registra otro evento astronómico. Este se produjo en el día de la crucifixión, cuando Jesús fue crucificado, de 15h a 18h en Jerusalén. En ese día todo se volvió oscuro. Es decir, hubo un eclipse solar. ¿Los chinos también tuvieron este eclipse, ya que están en el mismo continente? La respuesta es ¡sí!

Treinta y tres años después del tiempo de estas estrellas que hablamos, los chinos registraron un gran eclipse. El emperador tenía tanto miedo de que él dijo: «A partir de ahora, no se menciona la palabra ‘santo'».

Ellos dijeron de este eclipse: «Este eclipse significa que las personas han pecado, y el pecado está puesto en un solo hombre, y hay perdón para todos». Otro comentarista dijo que el Dios-hombre murió, y la palabra «morir» significa «la muerte de un rey».

Es difícil encontrar una descripción más precisa de lo que sucedió en la cruz, ¿verdad? Y de nuevo, estos comentarios fueron escritos hace dos mil años, antes de que tuvieran ningún conocimiento de la Biblia.

Recursos externos:

(1)

(2)

(3) creation.com

Un comentario

  1. FokitaSisi dice:

    Interesante, acabe en este artículo colocando en Google: Por que Dios no se le apareció a los chinos? Y resulta que mucho antes de que se escribiera la Biblia, ya los chinos conocían de Dios. Buen artículo. Visítame en mi website https://fokitasisi.com, saludos

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *