Sanando la Tierra

Joven con parálisis toda la vida en silla de ruedas empezó a caminar tras dar a luz

11 agosto, 2013 | adm | Insólito

Joven con parálisis toda la vida en silla de ruedas empezó a caminar tras dar a luz

Ekaterina era una joven con parálisis toda la vida, siempre se había movido en una silla de ruedas, pero milagrosamente tras dar a luz empezó a caminar.

Ella sufría una parálisis cerebral y desde la infancia las manos y piernas no le obedecían. Su esposo Evguéni junto con ella, sufrían de una grave enfermedad y se conocieron en un centro de personas discapacitadas.

Con el tiempo formaron una relación estable y ella quedó embarazada. Cuándo se enteró ella se sintió muy feliz de que iba a ser mamá a los 21 años.

Ella deseaba mucho a su bebé, como cualquier otra mujer quería ser mamá. Únicamente lo que a ella le preocupaba era la manera que su enfermedad afectaría al niño.

La alegría que le había provocado la idea de ser madre se oscureció cuando en la primera cita médica con el ginecólogo, los doctores le aconsejaron que abortara lo antes posible y se olvidara para siempre de un posible parto.

Ella no quiso y luchó por ser madre, a pesar de su enfermedad.

La ginecóloga le dijo que era necesario interrumpir el embarazo por su bien y por el bien del bebé. La doctora le explicó que su consejo se debía a un alto riesgo de patologías.

Le comunicaron que inclusive si su parto salía con éxito, no iba a poder cuidar al bebé por a la grave parálisis que padecía. Le dijeron que ni podría agarrarlo en sus manos, que no llegaría a cambiarle su ropa y bañarlo.

A pesar de todo, Ekaterina respondió a las sugerencias de los doctores con un rotundo no. Ella expresó que a pesar de su enfermedad y de todo lo demás sería mamá, tras lo cual la esforzada futura madre acudió a otro centro de atención prenatal, donde antes de entrar por la puerta del consultorio, Ekaterina advirtió a la ginecóloga que no le sugiriera abortar.

“Ella estaba consciente que la gestación de su bebé iba a ser mucho más difícil que para una mujer común. Ella luchó a brazo partido por ser madre, a pesar de su enfermedad”, dijo la ginecóloga que la atendió durante su embarazo.

Pasaron los nueve meses y pese a los temores de los familiares, la joven rusa parió a un bebé totalmente sano, el nombre del bebé es Vanya. Pero el asombró no terminó para los médicos. Después del parto Ekaterina comenzaría a caminar.

“En algunas oportunidades tras el parto ocurre lo contrario. Por causa que la pelvis se distiende, a las mujeres se les hace difícil andar”, explicaron los médicos que atendieron el nacimiento de Vanya.

“Pero también se han conocido casos, cuando las personas que han estado postradas a una cama después de algún fuerte shock emocional comenzaron a caminar”, dijeron.

actualidad.rt.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *