Sanando la Tierra

José Luciano Pecas Casillas

10 julio, 2015 | adm | Iglesia y Ministerio

José Luciano Pecas Casillas

El Pecas, como se lo conoce, es un surfista de élite que ha tenido una vida de película, su vida transcurrió por las drogas y la esquizofrenia.

Una película con la historia de su vida fue llevada al Surfilmfestibal de S. Sebastián titulada “Josué 1.8”.

Ahora si lo miras a los ojos. Mirarás a un hombre en paz.

El entonces destacado surfista español se había arrastrado en la profunda oscuridad de las drogas y terminó loco en un psiquiátrico. Ahora es hoy un cristiano entregado a Dios.

‘El Pecas” dice que su vida la cambió “un milagro”, la historia fue llevada al cine donde hizo su arribo en el Surfilmfestibal de San Sebastián por Coma Productions.

Los habitantes del norte de Fuerteventura oyeron el nombre de ‘El Pecas’ en varias ocasiones.

Hablar de él es hablar del surf.

Hablar con él ahora es agradable, tiene ojos profundos y pacíficos, y su boca está llena de fe.

Nadie imaginaría todo lo que le tocó vivir, José Luciano nació en 1972 en Gran Canaria y fue a Fuerteventura por primera vez en 1996, “todo era surfing y pura vida” para él, dijo.

Él entrenaba desde los 12 años ‘cabalgando en las olas’.

Empezó con el kneedboard, que es un surfing de rodillas, hasta alcanzar los dieciocho pasando a competir en surfing.

‘Me decían que tenía talento’. Empezando con el kneedboard lo que me dió mucha cintura, a los 18 comencé a competir en surfing”, dice él.

“Competía hasta el 92 pero entré en el tema del porrito, el éxtasis, la raya, y me estanqué.

En los 90’ existía una relación muy estrecha entre el surfing y las drogas, hoy no es así. Hoy es un deporte de élite con los entrenadores que te ayudan y es otra cosa”.

El Trailer del cortometraje relata la experiencia personal del El Pecas.

Se centra en sus años más tenebrosos, mostrando el camino duro recorrido desde su caída hasta la posterior recuperación espiritual física.

El Pecas’ tocó el cielo con el surf pero también fue al infierno, lugar que no siempre es fácil salir, porque la drogadicción lo llevó a la esquizofrenia y a una internación en un psiquiátrico.

Encerrado allí, supo de la presencia de su ídolo en la infancia, Tom Curren, y escapó para ir a verlo.

Cuenta que “estaba en el psiquiátrico de Lanzarote encerrado y me escapé para verlo, ni siquiera él me reconoció”. Le dije: “Soy yo, Freckles, dije, como me llamaba él, Pecas en inglés. Le dije mi problema con las drogas y con la esquizofrenia y con el psiquiátrico y me aconsejó:

“Lee la Biblia y continúa haciendo surfing.” SURFEA CON DIOS

La frase se quedaría metida en su cabeza y a partir de ese día su vida cambiaría.

Ese año tuvo contactos con la Iglesia Evangélica, en una casa hizo su oración de fe. “empecé a llorar ese día y no entendía por qué pero yo seguía llorando, algo sucedió espiritual en mi vida. Y desde allí de nuevo en el pico”.

Rehízo su vida a partir de ahí, realizó sus sueños, viajó a Indonesia, y se mantuvo alejado de las drogas por 2 años, por un desengaño amoroso y por mirar a los hombres lo decepcionó y se apartó. “Recayó y volvió a La Vida Loca en Fuerteventura.

Volvería al Psiquiátrico y a la esquizofrenia en el 94 hasta que en el 2000 dejó toda medicación y entregó su vida totalmente a Dios.

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *