Sanando la Tierra

Joel Osteen habla de la mentalidad de abundancia

25 enero, 2014 | adm | Mensajes

Joel Osteen

En este video, Joel Osteen habla de la mentalidad de abundancia que se ve limitada generalmente por las circunstancias que nos rodean y por los temores que nos alcanzan.

¡Dejemos de pensar siempre en escases y confiemos que Dios es un Dios bueno que nunca nos dejará en nuestras necesidades!

“Mi padre creció durante la gran depresión. Su familia era muy pobre, y había desarrollado una mentalidad de pobreza. En el seminario, inclusive se le enseñó que tienes que ser pobre para demostrar que eres realmente Santo.

La primera iglesia que él pastoreaba asegurada que «permaneció Santa» por mantenerlo pobre.

Él y mi madre ganaban $115 a la semana ¡tratando de criar a cinco hijos! Una vez, tuvieron un ministro invitado en la iglesia. Mis padres organizaron para que el hombre estuviera en nuestra casa durante toda la semana.

Tras el servicio dominical, un miembro de la congregación, un empresario de éxito, se acercó a mi padre y le entregó un cheque por $1,000. dólares que en ese entonces era como $10.000 de hoy. Él dijo: «Pastor, yo quiero que tengas esto personalmente porque has tenido un montón de gastos extras manteniendo este hombre en tu casa.»

Pero mi padre había sido programado así con esta mentalidad de pobreza, este falso sentido de la humildad, que él asumió que tener más era venenoso o algo así. Él dijo, «Oh no, hermano, no podría nunca guardar esto para mí. Debemos poner esto en la ofrenda de la iglesia.»

Papá caminó hacia el plato de la ofrenda y a cada paso algo en el interior le decía: «no lo hagas. Recibe las bendiciones de Dios. Recibe la bondad de Dios». Ignorado dejó caer el cheque en el plato de la ofrenda. Dijo que cuando lo hizo, se sintió enfermo de su estómago. Él sabía en lo profundo de su interior que se suponía que lo tomara.

Gracias a Dios, un día mi padre rompió con esa mentalidad de pobreza.

Leía la escritura en los Salmos, «El Señor toma placer en la prosperidad de sus hijos». Él comenzó a entender que trae una sonrisa al rostro de Dios cuando vivimos una vida abundante, cuando prospera nuestra salud, nuestras relaciones y nuestras finanzas.

Él consiguió tener una nueva visión. Él dejó de sentirse culpable por las bendiciones de Dios. ¡Empezó a aprender a recibir lo que Dios tenía para él!

Amigo, ser pobre, quebrado y derrotado no te hace ser santo.

No, cuando somos pobres y arruinados y derrotados, todo lo que demostramos es que somos pobres y arruinados y derrotados. Nadie va a querer servir a Dios por ello. Que se supone que somos ejemplos de lo que significa vivir para el Dios Altísimo. Deberíamos ser tan bendecidos, tan prósperos, tan amables, tan generosos, tan felices, tan tranquilos que la gente quiera saber lo que es diferente acerca de nosotros.

La escritura nos dice en Juan 10:10 que Jesús vino a darnos vida en abundancia.

Como creyentes, no debemos tener una mentalidad de pobreza. No debemos esperar estar quebrados y derrotados. No, ¡debemos tener una mentalidad de vida abundante! Esperar caminar y vivir en sus bendiciones.

Hoy en día, espera la bondad de Dios. Espera su bendición. Espera su favor. Abre tu corazón a él. Esta dispuesto a recibir.

Transforma tu palabra en tu pensamiento. ¡Al igual que mi padre lo hizo configúrate a ti mismo para vivir en sus abundantes bendiciones en cada área de tu vida!

“Me di cuenta que no importa si no he leído los anteriores libros de Joel, todos son actuales y todos sirven en todo tiempo” este y otros libros del mismo autor se pueden conseguir en amazon.com

https://youtu.be/6bOx1KiJJrM

2 Comentarios

  1. javier ponce dice:

    me interesa ver las predicaciones en español bendecimos su ministerio

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *