Menú

Sanando la Tierra

Joel Osteen en Español – Trata a cada persona como un portero

En el mensaje, Trata a cada persona como un portero, Joel Osteen en Español nos exhorta a reconocer que no sabemos a quién Dios ha puesto en nuestras vidas para abrirnos puertas, como porteros.

Un portero es alguien que Dios ha ordenado para abrirte una puerta y está ligado a tu destino divino; te puede presentar a alguien, te pueda dar un buen consejo, sabiduría o sugerencia que te puede hacer avanzar.

Es por eso que es importante tratar a todos con respeto. Una prueba de nuestra madurez es ver como tratamos a las personas sin importar su rango o influencia. Lo dijo Jesús en Mateo 25:40: “Cualquier cosa que hagan por uno de estos pequeños, me lo están haciendo a mí”. Esta iglesia es lo que es porque aceptaron sugerencias de los miembros.

Un pastor que él conoció le presentó un editor para escribir su primer libro. Escribió ese libro y lo llevó a otro nivel en su vida. Pero toda esa relación comenzó con una información que le dio un jovencito estacionando carros en un hotel. Tú nunca sabes la persona que Dios ordenó para que sea uno que te abre una puerta en tu vida.

Cuando tratas bien a alguien esta persona puede ser el medio que Dios tiene para bendecirte. Cuesta tratar a alguien bien especialmente cuando pensamos que está bajo nuestro nivel, nos decimos: ella solo contesta el teléfono, él solo estaciona carros, yo estoy en la gerencia y ellos están en mantenimiento.

Las personas que descartamos, las personas que decimos: “no me molestes”, son las que pueden ser el enlace para bendecirnos. No descartes a las personas, no juzgues por el exterior y digas: “él no tiene nada para mí” tú te vas a asombrar de las personas que Dios va a usar.

En el Antiguo Testamento Dios utilizó un burro para hablar a la gente, mantente abierto Dios puede utilizar a quien sea. Una vez escuché una historia de un camión muy grande que llevaba cargado una gran cantidad de tuberías, llevaba mucha carga y al pasar por un puente no se dio cuenta que esta ocupaba un lugar muy alto y se quedó atorado en aquel puente quedó atrapado, el tráfico se amontonó por kilómetros la gente apenas podía pasar, el ayuntamiento mandó un equipo para levantar el puente y liberar al camión, pero no pudieron.

Mientras esas personas se encontraban frustradas un hombre pasó por ahí con su hijo de diez años, el niño bajó la ventanilla del carro y les dijo a las personas ¿por qué no le bajaban el aire a las llantas? Porque no se nos ocurrió dijeron.

Le sacaron aire a las llantas y el camión pudo pasar andando. Tal vez pienses que una persona no tiene nada que ofrecer, tal vez son los que trabajan contigo en la oficina, pero cuando los escuchas, cuando muestras respeto, cuando valoras su opinión, también estas siendo fiel en lo poco.

Y esa misma actitud puede ser el enlace para tu bendición y para entrar en abundancia. Tal vez perdemos oportunidades porque no prestamos atención a esas personas que están a nuestro alrededor que Dios puso para alcanzar nuestro destino.

en.wikipedia.org

Deje su comentario