Sanando la Tierra

Indigente recibe 86.000 dólares por devolver un anillo

16 julio, 2013 | adm | Mundo

Indigente recibe 86.000 dólares por devolver un anillo

Era conocido solo por Billy, el indigente que recibió un gran premio al devolver un anillo. Seis meses atrás, Billy Ray Harris de 55 años estaba sin hogar.

Vivía en una esquina de la calle en la ciudad de Kansas, aguantando una taza pidiendo a los transeúntes una limosna. Pero entonces, un día, su vida cambió.

En febrero, Sarah Darling pasaba delante de Harris en su lugar habitual y le había dado una limosna en su copa. Pero, sin que ella lo supiera, ella también dejó caer accidentalmente su anillo de compromiso.

Aunque Harris en un momento consideró vender el anillo -supo que su valor era de $4.000— él en última instancia no pudo hacerlo, y unos días más tarde, regresó el anillo a Darling.

“No trato de decir que soy algún Santo, pero tampoco soy ningún diablo,” dijo él en su momento.

Como una manera de decir gracias, Darling y su esposo Bill Krejci iniciaron un fondo para recaudar dinero para Harris para que le ayudara a volver a tener una vida.

«Fijamos una meta de 1 mil dólares», Darling dijo a TODAY en marzo.

“Nosotros lo hicimos porque muchas personas habían sido tocadas por la historia y expresaron interés en ayudar a Billy Ray.”

Lo que se recaudó finalmente fue mucho más que lo que cualquiera de ellos esperaba, de 86.000 al inicio ahora en tan sólo tres meses, la gente donó más de $190.000.

Harris habló con un abogado, que le ayudó a poner el dinero en un fideicomiso.

Desde entonces, él ha sido capaz de comprar un coche y aún colocar dinero en una casa, que él mismo está arreglando.

Y eso no es todo: después de que él apareciera en la televisión, los miembros de su familia, que no había podido encontrarlo durante 16 años y habían oído rumores que estaba muerto, fueron capaces de rastrearlo. Felizmente se reunieron y Harris trabaja ahora en su relación con ellos, incluyendo sus sobrinas y sobrinos que no sabía que existían.

“Al pensar en el pasado, creo que, gracias a Dios, ahora me siento humano.”

Y la comunidad de Kansas City no ha olvidado a Harris y su buena obra. “Todavía veo algunas de las mismas personas,” dice, “pero ahora, en lugar de darme algunas monedas, vienen y me dan la mano y sabes, dicen: ‘hey, buen trabajo’.”

Desde el fatídico día que el anillo de Darling cayó en su taza, la vida de Harris ha cambiado 180 grados. “Esto es lo que llaman el sueño americano”, dice. “Quiero agradecer a toda la gente que me ayudó a salir. Quiero que vean donde van todos sus esfuerzos sus bendiciones y bondad.

Y ahora es amigo de por vida con la pareja cuyo anillo regresó.

Krejci y Darling ahora tienen una hija de 20 meses de edad y esperan presentarla a Harris y explicarle el papel jugó en la vida de sus padres.

“He hablado con otras madres sobre esto”, dice Darling. “Da [a otras madres] una historia real tangible de enseñar realmente la diferencia entre lo que está mal y lo que es correcto”.

Harris no sólo dio buena suerte para la pareja — también parece que dio buena suerte para el equipo de béisbol local. Krejci y Darling llevaron a Harris a seis juegos de Kansas City Royals, y cada vez que él va, el equipo de casa gana.

www.Today.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *