Iglesia rica - Iglesia Pobre

Iglesia rica – Iglesia Pobre

adm, 8 October, 2017

Una ejemplo de iglesia rica materialmente es Lakewood Church en Houston, Texas (1). Y un ejemplo de iglesia pobre es La Iglesia Presbiteriana renovada en Malawi, África (2,3).

Las dos alaban al mismo Dios, pero las diferencias materiales son totalmente visibles con una sola mirada.

Las bendiciones materiales en este caso no tienen nada que ver con la fe ni con el diezmo o con la fidelidad de cada hermano. Las diferencias tienen que ver con el lugar donde nacieron y la clase social de las personas que se reúnen en un lugar.

En Estados Unidos no todas las Iglesias son tan ricas como la iglesia del Pastor Joel Osteen, pero comparadas con la de Malawi, son riquísimas. Tampoco en África todas las iglesias son tan pobres.

En Nigeria por ejemplo, la iglesia Synagogue Church Of All Nations (4) (SCOAN) se estima en un valor de 150 millones de dólares americanos. (Por supuesto en valores de bienes materiales)

En américa latina existe una gran diferencia entre las iglesias. En Guatemala, por ejemplo, está un ejemplo de iglesia rica; la Iglesia del Pastor Cash Luna (5). ‘Casa de Dios’ se inauguró con un costo de 45 millones de dólares. En otras zonas interiores del mismo país, por el contrario, hay iglesias materialmente muy pobres.

El evangelio ha traído generalmente prosperidad cuando se asienta en una comunidad en algunas generaciones. Estados Unidos ha sido un país con predominio protestante desde su inauguración. La fe en Cristo mejora la vida de la gente y mejora a la larga su calidad de vida y la de sus hijos.

El evangelio en una comunidad establece principios que ayudan a la prosperidad material.

Los que tuvieron la dicha de nacer o moverse a Estados Unidos, tienen la opción de integrar una iglesia rica como la de Lakewood. La Iglesia del pastor Osteen costó solamente en su renovación más de 100 millones de dólares.

Los que habitan la pobrísima zona de Malawi tienen que conformarse con alabar a Dios en un piso de tierra y con instrumentos hechos de lata por ellos mismos (6). Eso sí, ellos avanzan poco a poco a algo mejor. Primero le ponen piso al lugar, luego techo y luego consiguen mejores instrumentos. El Espíritu que les guía les favorece, y cada pequeño logro trae cientos de alabanzas y agradecimiento.

Diferencias entre Iglesia rica – Iglesia Pobre

La Iglesia Presbiteriana renovada en Malawi es muy pobre, se reúne en un lugar que su piso es de tierra y su techo es el cielo. Pero uno puede ver alegría en cada rostro, un gozo que a veces no se ve en las iglesias pudientes.

En su infinita pobreza material muestran una dignidad de verdaderos reyes. Sus músicos visten prolijamente de traje, como súbditos que se presentan ante el Rey de Reyes y Señor de Señores. En las iglesias materialmente ricas he visto personas que visten como indigentes sin necesidad. Se los ve a muchos sin dignidad, acostados más que sentados en sus esponjosos asientos y checando constantemente sus smartphones.

En las iglesias materialmente ricas he escuchado que algunos músicos no tocan si no es con una guitarra ‘Gibson’. Otros, si no tienen una batería DW SSC ni se acercan. Hay pastores que pierden la ‘unción’ cuando no funcionan correctamente los sistemas de sonido. Con la iglesia humilde no sucede esto.

En las iglesias pobres, sus humildes instrumentos tienen la unción de la devoción a Dios y la humildad.

No hablamos aquí de los ‘negligentes’, sino de lo ‘no pudientes’.

Las iglesias humildes generalmente son muy generosas, ellos dan casi todo lo que tienen. Las iglesias opulentas, en cambio, suelen dar de lo que les sobra.

Las iglesias pobres ven a la reunión de la iglesia como el centro de sus vidas. Muchas personas de las iglesias pudientes ven la reunión como una actividad más en sus vidas.

Los pobres generalmente son ricos en la fe en Dios porque no tienen nada más en que apoyarse.

Santiago 2:5-7 “Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?”.

Dios les ha dado a los hermanos de las iglesias pobres el mismo favor de la presencia de Dios que las iglesias ricas. Pero más. Si alguno ha ido a algún lugar pobre de misionero sabrá lo que estoy diciendo. La fe de esta clase de pueblo es sencilla y poderosa. Como la de niños. Como a Dios le agrada. Son iglesias ricas en fe.

Lo que Dios espera de las iglesias ricas es que no pongan la confianza en el dinero y desea que sean generosas con los hermanos en necesidad. A las iglesias pobres Dios las ama entrañablemente por su fidelidad en medio de la carencia material.

¿A todo esto cabe una pregunta? ¿Qué iglesia es realmente pobre?

Contacto para ayudar a una misión en África: [MME] (7)

Contacto para ayudar directamente una iglesia: Pastor Braulio Ndong Aba (8)

Recursos externos:

(1)

(2)

(3)

(4) www.scoan.org

(5) www.elmundo.com.ve

(6) www.sanandolatierra.org

(7) mme.elleve.me

(8) www.facebook.com




¿Qué te parece?

Leave a Reply