Menú

Iglesia remodela casas de familias necesitadas

El proyecto social de la iglesia remodela casas de familias necesitadas, independientemente de la religión.

La presencia de la Iglesia en la sociedad se puede ver de varias maneras, y muchos de ellas mal. Pero una denominación decidió hacer algo diferente. Traduce el concepto del evangelio y del amor al prójimo de una manera concreta, literalmente.

La denominación evangélica conducida por la pastora Luciene Lima en Campo Grande (MS), Brasil, realiza el proyecto De Coração. Según G1. (1)

Hace 3 años, la iglesia remodela residencias de ancianos y familias humildes. Todo de gracia, siempre con material donado, y sin distinción religiosa.

Una de las familias beneficiadas fue la familia Trigueiro. En vísperas de Navidad el año pasado, perdió todas sus posesiones en un incendio. No tenían dinero para reconstruir o comprar otra casa, la familia fue recogida por una vecina, llamada Fabiana.

Dalva Trigueiro fue entrevistada por las noticias de televisión MSTV, de la TV Morena. Ella dijo que los voluntarios de la iglesia evangélica sabían de su caso por terceros. Sin saber ella y su familia reconstruyeron su casa a principios de 2017.

“Ellos pusieron mesada, mármol, una nueva estufa, gabinetes. Wow, eso fue mucha emoción”, dijo la Sra Dalva. “Yo quería que todos tuvieran esta oportunidad que tuve. Opotunidad de dignidad, de esperanza. Porqué, personas que sin que nosotros sepamos, nos ofrendaron”, agregó. Señaló que se benefició incluyendo los muebles.

Iglesia remodela hasta la casa de la persona que cobijó a Dalma

La vecina que albergaba a Dalva y sus familiares, Fabiana, también se convirtió en el objetivo del proyecto. Le reformaron también su casa, se la renovaron y ampliaron. Ahora tiene dos dormitorios, sala de estar, cocina y baño. “Era lo que necesitaba. Era mi sueño tener mi casa remodelada. Me quedé muy feliz. Estoy ansiosa por ver cómo se verá después que esté lista. Estoy muy ansiosa”, dijo la vecina.

Uno de los implicados en el proyecto es el albañil André Anjos. Él hace cinco meses que ayuda a las familias que necesitan un hogar:

“Es maravilloso. Siento una alegría indescriptible en colaborar con este proyecto”, dijo, visiblemente emocionado.

La Pastora Luciene, responsable de la coordinación del proyecto, recordó los primeros pasos de la iniciativa. Reveló que las donaciones provienen de diferentes lugares:

“Empecé a hacer una pequeña habitación para los niños. Cada vez que hacía algo, se hacía más grande. Tengo muchos socios. Socios que ni conozco. Me dicen: “Pastora, tengo algo, un piso. Nosotros somos los que salimos más felices porque ellos son impactados y no saben cómo reaccionar. Nos vamos fuera y lloramos”, dijo.

Recursos externos:

(1) g1.globo.com

Deje su comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: