Sanando la Tierra

Iglesia contrata una gasolinera para evangelizar

22 septiembre, 2016 | adm | Iglesia y Ministerio

Iglesia contrata una gasolinera para evangelizar

En el estado de Maryland, una iglesia contrata una gasolinera para evangelizar a su comunidad, dando gasolina totalmente gratis.

El pastor dice que se inspiró en el ministerio de Jesús.

Para los estadounidenses, tener un coche no significa ser una persona rica. Los pobres y los ricos necesitan ir a la gasolinera para trabajar o para ir al mercado. Una iglesia del estado de Maryland decidió hacer una acción de evangelización y contrató a una gasolinera para dar gasolina gratis a los vecinos de su templo.

Mientras que las personas se abastecían, los voluntarios hablaban con ellos acerca de Jesús y la congregación presentaba los programas sociales.

La Primera Iglesia Bautista de District Heights decidió crear el evento «Gasolina paga«, donde los interesados ​​pueden poner hasta $ 20 en sus tanques, que en algunos casos es suficiente para llenarlos.

Ellos hicieron un contrato con una gasolinera de 8 a 11 en la mañana del sábado ofreciendo no sólo la gasolina, sino también palabras de apoyo.

Bobby Manning, pastor que tuvo la iniciativa, dice que escuchó de este tipo de acción en otra ciudad de estados unidos y lo encontró extraño. Luego reflexionó sobre el tema y llegó a la conclusión de que sería una buena idea.

Dice que buscaba una gasolinera, pero el propietario no estaba interesado en la asociación. Lo curioso fue el rechazo a la posibilidad de hacer algo por la gente del lugar. No había interés por parte de algunos comerciantes locales en ser asociados con la «religión».

Eso sólo lo animó a seguir intentando, porque quiere poner fin a esta idea de que las iglesias sólo desean tomar de las personas y no dar.

Finalmente encontró un hombre de negocios que estaba dispuesto y es la gasolinera en la zona más pobre del lugar. Curiosamente, el pastor Manning ha hecho en el pasado una acción similar en una lavandería.

Su iglesia cerró el espacio durante una mañana y ofreció jabón para la ropa y el libre acceso a las lavadoras y secadoras para miembros de la comunidad. Para él, el gas y la ropa limpia son de primera necesidad, muchos de ellos no tienen acceso.

El líder religioso explica que al ofrecer a los residentes de la comunidad los servicios gratuitos es una forma de mostrar amor. Manning es pastor de una iglesia de 400 miembros, hace cinco años.

«Nuestra iglesia está comprometida a servir bien a nuestra comunidad», dice. Él pregunta: «¿Si su iglesia cierra las puertas a alguien de la zona siente que falta?».

Llegó a la conclusión: «Quiero asegurarme de que estamos al servicio de nuestra comunidad tan bien que incluso las personas que no asisten sepan que la iglesia está aquí y se preocupa, porque este es el tipo de ministerio que Jesús tenía».

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *