Sanando la Tierra

Huracán Harvey: ¿Una señal del juicio de Dios?

29 agosto, 2017 | adm | Iglesia y Ministerio

Huracán Harvey: ¿Una señal del juicio de Dios?

Muchos están viendo razones bíblicas para la venida del Huracán Harvey. Pero, ¿es esto una señal del juicio de Dios?

El lunes pasado, 21 de agosto de 2017, hubo un gran eclipse solar sobre gran parte de EE.UU. Miles de creyentes lo interpretaron como una señal del Todopoderoso de proporciones bíblicas.

Una advertencia a lo que la historia ha conocido como «La nación más grande en la tierra».

UNA SEÑAL DEL JUICIO DE DIOS

Históricamente, los eclipses solares son un signo de la fatalidad a las naciones gentiles.

Evidencias mostrarían que un Eclipse Solar fue enviado a la gente de Nínive para advertirles: ¡ARREPENTIOS! ¡O SERÁN DESTRUIDOS! Los ninivitas atendieron la advertencia: Como nación, el pueblo de Nínive se arrepintió de su maldad. Debido a sus corazones arrepentidos, Dios mostró a la gente de Nínive Su Misericordia y se salvaron de la destrucción.

El eclipse puede haber sido una advertencia a la gente de Norteamérica.

A diferencia de la gente de Nínive, que ayunaron para mostrar su remordimiento, América eligió hacer exactamente lo opuesto: ¡Comer, beber y jugar!

En todo el país, muchas de las ciudades y regiones a lo largo de la trayectoria organizaron festivales «épicos» de visualización. Junto a una amplia gama de otros eventos públicos y actividades de celebración.

Hoy, como antes, las advertencias de Dios al arrepentimiento son contestadas con burlas e incredulidad.

La señal del juicio de Dios contestado con burlas

Huracán Harvey: ¿Una señal del juicio de Dios?Incluso lo más desalentador es como la iglesia misma se burla. Esta, llamada a ser sal y luz a este mundo depravado, ni considera una advertencia de Dios a esta nación.

Lamentablemente, en muchas iglesias hoy en día, el corazón del mensaje evangélico ha cambiado. De ser un mensaje de redención a ser un mensaje exitista para pasarla mejor dentro del mundo.

Segunda de Pedro 3 habla muy claramente de esto, advirtiendo a los creyentes que se burlan de la idea de que Jesús pronto estará regresando. Eligiendo en su lugar «seguir sus propios deseos malos».

El estado de ánimo general en la iglesia de hoy es: «¡Ven, Señor Jesús, pero no demasiado pronto!». Otros se están burlando de todos los aspectos de la profecía bíblica.

Por desgracia, la verdad preocupante es que la «esperanza bienaventurada» del rapto se ha convertido en la «esperanza arruinada».

La señal del juicio de Dios es trastocada

Ahora que el eclipse se ha ido fue casi olvidado. Las fiestas han terminado, y América está de vuelta a la normalidad. En lo que ahora se ha convertido en la «nueva normalidad» en este mundo al revés en el que vivimos. Lo malo se llama bueno, y lo bueno se llama malo.

Apenas dos días después del eclipse, el Washington Post publicó un artículo culpando a los cristianos de todos los males del país, según WND (1). A la vez que defienden a satán, animándolo. Alegando que satán es el campeón de la ‘cultura moderna, la ciencia y los valores seculares’.

Este es el epítome de Isaías 5:20: «Qué terrible será para los que llaman al mal bien y al bien mal. Que sustituye a la oscuridad por luz, y luz por oscuridad. ¡Que sustituye lo que es amargo por lo que es dulce y lo dulce por lo que es amargo!»

Sabemos que Dios no quiere que nadie se pierda. Por lo que, al igual que cualquier buen padre haría, Él está advirtiendo a sus hijos.

En su gracia, misericordia y amor eterno, Él está pidiendo a la humanidad detener toda la necedad. Las cosas han ido bastante tiempo, y su misericordia llega a su fin. El juicio viene, y está llegando rápidamente y con fuerza.

Mientras que la nación en su conjunto está destinada a recibir el juicio. 1 Pedro 4 nos dice que el juicio comienza en la casa de Dios.

Veamos claro la señal del juicio de Dios

A menos que usted esté viviendo bajo una roca, usted está probablemente consciente de que hay un huracán masivo que golpea la costa sur de Texas. ¿Se da cuenta de que este huracán apareció de la nada?

Con titulares declarando: «El huracán (2) Harvey es algo que nunca hemos visto antes». Algo que no sucede en 800 años, dijeron.

El Huracán entró con su furia en Corpus Christi. Esta es la traducción en latín de «Cuerpo de Cristo». «Harvey» es «batalla digna». «Harvey» no se deriva de un nombre hebreo. Pero lo representan en inglés nombre de «Mordejai»‘ o Mordechai que significa «guerrero«.

ESTADO DE TEXAS:

• Si nos fijamos en el mapa de los Estados Unidos, el estado de Texas es prácticamente el centro del país en la frontera costera del sur.

• Texas registró el mayor número de congregaciones (iglesias) en un estado…»

• Texas tiene la mayoría de los «mega-iglesias» en un estado, con 174 (14%)

• La «cultura moderna» de las mega iglesias ha producido una reacción significativa. Los críticos a menudo se dirigen contra la superficialidad teológica y la música de adoración insípida. Aparte se ve un ethos consumista sensible al buscador. Las estrategias de crecimiento de las iglesias hacen hincapié en las cifras de asistencia. Esto, antes de la cohesión de la comunidad y la formación de discipulado.

Dios envió a un eclipse para advertir a esta nación, pero ella ha hecho caso omiso de su advertencia. Simplemente actuaron «como en los días de Noé». Entonces vino una inundación. Él está empezando con su casa, advirtiendo al cuerpo de Cristo para convertirse en guerreros dignos de batalla. Pero fue cautivado y atrapado en las redes de amor por la maldad, sustituyendo la luz por las tinieblas.

La verdad es que, nadie prestó atención a su advertencia con el eclipse. Su mano de juicio está ahora sobre esta nación. Su juicio se ha iniciado en el cuerpo. Simbolizado por la entrada del Huracán a Corpus Christi, Texas. El huracán Harvey llama la atención prácticamente en el centro de la nación, donde se encuentran la mayoría de las congregaciones en este país. Donde se encuentran la mayoría de las mega-iglesias en este país.

Otra señal del juicio de Dios:

Huracán Harvey: ¿Una señal del juicio de Dios?El jueves pasado, una delegación estadounidense se reunió con Benjamin Netanyahu y el presidente palestino Mahmoud Abbas.

La delegación la encabezaba Jared Kushner, asesor del presidente Trump y su yerno. Se reunieron con el objetivo de renovar el «proceso de paz» entre palestinos e israelíes.

Kushner reiteró el compromiso de Trump para encontrar una solución duradera al conflicto. La Casa Blanca dijo en un comunicado difundido el jueves por la noche que las reuniones fueron «productivas».

En el mismo día apareció el Huracán. Incluso durante las mismas horas de la reunión del equipo de Trump con líderes israelíes y palestinos.

Las conversaciones de paz incluyen la división de Jerusalén en la mesa de negociación.

Otros datos interesantes son que el eclipse se produjo al final del Calendario del mes hebreo de Av. Y ahora estamos en el mes de Elul, conocido como el mes del «arrepentimiento». Más importante aún, todo esto está ocurriendo en el año Bíblicamente significativo conocida como 5777.

En 5777, se celebró el «JERUSALEM Jubilee», el 50 aniversario de la reunificación de la Santa capital del estado judío de Israel.

El Señor ha dicho que Él derramará feroces juicios sobre todas las naciones que traten de dividir a Israel (Joel 3: 2). También se profetizó, que no mucho después, Armagedón (3ª Guerra Mundial) comenzará. Cada nación que viene contra Israel, y los que tomaron parte en dividir la patria judía, serán destruidos.

¿Y LAS PERSONAS QUE SUFRIERON POR ESTE HURACÁN? ¿SON MÁS PECADORES?

Por supuesto que no. Así como la gracia de Dios se derrama en justos e injustos, sus juicios pueden afectar a ambos. Jesús lo dijo en Lucas 13:4: «¿O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que ellos eran más pecadores que todos los hombres que habitan en Jerusalén? «.

Los grandes sucesos en el cielo y la tierra pueden servir como una señal del juicio de Dios. Está en la iglesia como conjunto hacer un verdadero acto de arrepentimiento.

2 Crónicas 7:14. «Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra». ¡Más claro échele agua!

Recursos externos:
(1) www.wnd.com

(2)

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *