SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

   

Lincoln - Carta inédita de amigo cercano habla de su fe

Una carta de un amigo cercano ofrece una...
Carta de Lincoln

...rara visión de las creencias del presidente Lincoln.

El presidente Abraham Lincoln era un "teísta y un racionalista" que dudaba de "la inmortalidad del alma", dijo un amigo en una carta que ofrece una rara visión, íntima de las creencias religiosas del presidente de la guerra civil.

"La religión del Sr. Lincoln es demasiado conocida para mí para permitir incluso una sombra de duda, él es o era un teísta - un racionalista, negando la inspiración sobrenatural o revelación", escribió William H. Herndon en una carta con fecha 11 de febrero de 1866, a Edward McPherson, secretario de la Cámara de Representantes de EE.UU.

Herndon fue uno de los mejores amigos de Lincoln.

Los dos se conocieron en Springfield, Illinois, y ejercieron la abogacía en conjunto durante 17 años antes de que Lincoln se convirtiera en presidente en 1861. Después del asesinato de Lincoln el 14 de abril de 1865, fue el autor de "Herndon Lincoln", una biografía sobre la base de las contribuciones de los amigos de Lincoln y contemporáneos considerada entre las más autorizadas por su proximidad al presidente.

La carta de tres páginas, que estará a la venta por la Colección Raab por $35.000, ofrece una cuenta rara de alguien cercano a Lincoln en el tema de sus creencias religiosas - un tema que ha eludido a los historiadores. Lincoln no hablaba de sus creencias religiosas y que no decía pertenecer a una iglesia.

"Lincoln fue reticente a hablar de religión, en especial después de su elección, que ha alimentado el debate en curso acerca de si creía en Dios o si él era cristiano en la forma en que se lo explica hoy", dijo Nathan Raab de la Colección de Raab. "Estos son temas todavía en debate."

Su perspectiva religiosa primitiva era por la fe evangélica bautista de sus padres y con una teología calvinista de la predestinación - la creencia de que el destino de todos los hombres y las mujeres había sido predeterminado por Dios, según dijo PBS.org de Lincoln en su serie "Dios en América".

Lincoln rechazó este punto de vista calvinista más tarde en la vida, evitado el exceso emocional, pero el calvinismo de su juventud, lo dejó con una sensación de fatalismo que sufrió durante toda su vida.

Ver más: religion.blogs.cnn.com

Muchas veces juzgamos a las personas de acuerdo a nuestra preferencia doctrinal.

Lincoln pareciera que cambió su manera de creer a lo largo de su vida o simplemente ocultó o expandió su manera teísta de ver en público para ser consecuente como gobernante de una nación con muchas posturas religiosas.

La bíblia es clara que Dios juzgará a las personas por los hechos de su fe y la conducta de su vida.

Por la manera de conducirse de Lincoln a lo largo de su vida pareciera que no cambió los valores en que fue enseñado de jóven.

Rom 2:1 Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo.

Rom 2:2 Mas sabemos que el juicio de Dios contra los que practican tales cosas es según verdad.

Rom 2:3 ¿Y piensas esto, oh hombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tú escaparás del juicio de Dios?

Rom 2:4 ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?

Rom 2:5 Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,

Rom 2:6 el cual pagará a cada uno conforme a sus obras:

Rom 2:7 vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad,

Rom 2:8 pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia;

Rom 2:9 tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente y también el griego,

Rom 2:10 pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego;

Rom 2:11 porque no hay acepción de personas para con Dios.

Rom 2:12 Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados;

Rom 2:13 porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados.

Rom 2:14 Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos,

Rom 2:15 mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos,

Rom 2:16 en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.

Rom 2:17 He aquí, tú tienes el sobrenombre de judío, y te apoyas en la ley, y te glorías en Dios,

Rom 2:18 y conoces su voluntad, e instruido por la ley apruebas lo mejor,

Rom 2:19 y confías en que eres guía de los ciegos, luz de los que están en tinieblas,

Rom 2:20 instructor de los indoctos, maestro de niños, que tienes en la ley la forma de la ciencia y de la verdad.

Rom 2:21 Tú, pues, que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que predicas que no se ha de hurtar, ¿hurtas?

Rom 2:22 Tú que dices que no se ha de adulterar, ¿adulteras? Tú que abominas de los ídolos, ¿cometes sacrilegio?

Rom 2:23 Tú que te jactas de la ley, ¿con infracción de la ley deshonras a Dios?

Rom 2:24 Porque como está escrito, el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros.

Rom 2:25 Pues en verdad la circuncisión aprovecha, si guardas la ley; pero si eres transgresor de la ley, tu circuncisión viene a ser incircuncisión.

Rom 2:26 Si, pues, el incircunciso guardare las ordenanzas de la ley, ¿no será tenida su incircuncisión como circuncisión?

Rom 2:27 Y el que físicamente es incircunciso, pero guarda perfectamente la ley, te condenará a ti, que con la letra de la ley y con la circuncisión eres transgresor de la ley.

Rom 2:28 Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne;

Rom 2:29 sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios.