SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

   

¿Rechazaría usted 1.000.000 de dólares?

Parece increíble pero es lo que hizo un Ruso cuando recibió un premio por su logro.
Grigori Perelman
Grigori Perelman

El Instituto Clay de Matemáticas (CMI) dedicada a la difusión de las matemáticas había presentado en el 2000 siete "problemas del milenio" prometiendo una recompensa de un millón de dólares a cambio de la solución de cada uno de ellos.

Un ruso de 44 años resolvió uno de los problemas matemáticos que se planteó hace más de un siglo atrás y fue galardonado por esta institución con un millón de dólares. Pero cuando era momento de recibir la suma la rechazó y eligió antes que sea utilizada en beneficio de las matemáticas a pesar de haber trabajado 7 años en esto.

Grigori Perelman sería el primero en recibir esta premiación, el descifró la solución a la conjetura de Poincaré, planteada en 1904 por el francés del mismo nombre.

"Es un inmenso avance en matemáticas", dijo el presidente del Instituto Clay de Matemáticas.

Un hombre de una especial integridad

Uno de los motivos para su rechazó fue su "descontento con la organización de la comunidad matemática". "No me gustan sus decisiones, todas me parecen injustas", agregó. También afirmó, el reconocimiento debería haber sido compartido con el norteamericano Richard Hamilton.

En 2006 también rechazó un premio de la Sociedad Matemática Europea y también la Medalla Fields que es considerada el reconocimiento Nobel de matemáticas.

Para él, todas estas cuestiones son de completa irrelevancia: "Si la demostración es correcta, no se necesita de ningún otro reconocimiento" dijo.

A creyentes en Dios y no creyentes nos llama la atención el desapego de este matemático por el dinero y los honores más allá del reconocimiento de que su demostración haya sido correcta. También no sabemos si sus críticas son fundadas, pero el decir que su reconocimiento debería ser compartido con un norteamericano nos habla de honestidad y humildad.

Hay cosas que aprender de esta actitud, no existen muchos ejemplos hoy en día que se basen en principios y convicciones. Elijamos la verdad antes que al dinero.

Proverbios 23:23 Compra la verdad, y no la vendas; La sabiduría, la enseñanza y la inteligencia.