SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

   

¿Que tienen de común Elvis Presley, Selena y Michael Jackson?

Lo que tienen de común es que su música sigue siendo escuchada generando como en el caso de Michael Jackson multimillonarias ganancias.
Corona del Rey de Reys
Corona del Rey de Reys

Por ejemplo según la revista Billboard, la figura del cantante generó desde su fallecimiento regalías por mil millones de dólares.

Habiendo pasado un año de su muerte, Michael Jackson sigue siendo un gran negocio para su discográfica y las compañías con derechos sobre su imagen.

La revista Billboard estimó que el cantante generó después de su fallecimiento en junio de 2009 regalías por mil millones de dólares.

Estas ganancias principalmente fueron parte por la venta de sus discos, ya que desde el día que falleció hasta la fecha, el "Rey del pop" ha vendido 9 millones de discos en Estados Unidos y 24 millones en el resto del mundo.

Otro de los ingresos significativos se produjo como consecuencia de la película "This is it” que fue editada a partir de los últimos ensayos de Jackson pocos días antes de su muerte, y que generó 392 millones de dólares acumulados en taquilla, derechos, discos y transmisiones por televisión.

Tanto el nombre de Jackson como todo lo que lo rodea sigue siendo un generador de noticias. Su familia, su médico personal y sus tres hijos son seguidos por fanáticos y no fanáticos por el todo el mundo.

De Elvis Presley no hace falta ningún comentario, y la trágica muerte de la cantante Selena, nacida en Corpus Christy, Texas produjo un anhelo incesante año tras año de escuchar su música.

¿Por qué se produce este fenómeno en estos y otros artistas? no sabemos. Tal vez sea porque la gente no se resigna a perderlos antes del tiempo natural de la vida y lo compensa manteniendo vívido su recuerdo.

Fueron muchos artistas que murieron antes de tiempo y esto les sirvió para ser puestos en la categoría de ser casi "héroes nacionales".

El mítico caso de Gardel es uno, generándose más ingresos después de muertos en varios de ellos.

Es buena cosa ser recordados después que pasamos por esta vida, y si ese recuerdo tiene que ver con haber dejado cosas buenas a otros mucho mejor.

Para los cristianos y hombres que consideramos hijos de Dios puede haber sido diferente. En el caso de los fariseos cuanto Jesús dijo:

Lucas 11:4 7!! Ay de vosotros, que edificáis los sepulcros de los profetas a quienes mataron vuestros padres!

48 De modo que sois testigos y consentidores de los hechos de vuestros padres; porque a la verdad ellos los mataron, y vosotros edificáis sus sepulcros.

Los profetas recibían honra por los que edificaban sus sepulcros siendo estos los descendientes de los que no los recibieron y los mataron.

Para el apóstol Pablo no fue diferente, en su época hasta lo apedrearon y muchos de sus contemporáneos no lo querían, pero aun siendo tan perseguido, encarcelado y mal tratado a tal punto que sus propios ayudadores lo dejaban en su necesidad en la prisión:

2Timoteo 1:15 Ya sabes esto, que me abandonaron todos los que están en Asia, de los cuales son Figelo y Hermógenes.

2Ti 1:16 Tenga el Señor misericordia de la casa de Onesíforo, porque muchas veces me confortó, y no se avergonzó de mis cadenas,

Nadie en el mundo quiere estar con los "perdedores". Y estos perdedores muchas veces tuvieron renombre y suceso después de muertos.

El cristiano debe tener el mismo sentir que Cristo y hacer todas las cosas en esta tierra pensando en la recompensa eterna y no en la gratificación que pudiera recibir en esta tierra.

Es bueno que nuestras obras "hablen" después de haber partido a estar con el Señor como dice la Escritura:
Apocalipsis 14:13 Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.

De estos artistas su música y su trabajo le siguen después de muertos. Quiera Dios que el trabajo y las obras de fe que realizamos en esta tierra hablen bien de nosotros cuando estemos en el cielo.