SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

   

¿Venta de contactos con la realeza?

La Duquesa de York, Sarah Ferguson, estaría poniendo en juego el prestigio de la familia real.
Sarah Ferguson
ULTIMAS NOTICIAS

Ella fue filmada poniendo a la venta contactos con el cuarto en la línea de sucesión al trono, su ex esposo el príncipe Andrés, por una cifra cercana a los 750.000 dólares.

Según lo expuso El diario The News of the World donde dice que Sarah Ferguson, conocida como Fergie, fue captada por un periodista encubierto que se hacía pasar por un millonario ejecutivo. Sarah se reunió con el periodista en dos ocasiones. La primera en un hotel de lujo de Nueva York. La segunda en un club de Belgravia.

En la grabación la duquesa aparenta estar aceptando US$40.000 en efectivo y se la cita diciendo: “Cuida de mí y el(el Príncipe) cuidará de ti”.

El mismo diario también señala que el príncipe Andrés – el segundo hijo varón de la reina Isabel II y un enviado comercial del Reino Unido desde el 2001 - no estaba enterado de la transacción. La misma duquesa menciona que su ex esposo, “nunca acepta un penique por nada” y lo describe como “completamente más blanco que el blanco”.

El encargado en el diario de los asuntos de la realeza manifestó - “Lo que es muy serio aquí es que ella está tan desesperada que está preparada a poner en peligro la reputación de su ex esposo y la del país, así como la de un importante cargo diplomático, que es, después de todo financiado por el contribuyente británico”.

En uno de los pasajes de la cinta, Sarah Ferguson se justifica diciendo: "Dejé la familia real amistosamente. Diana se llevó 20 millones. Por eso la Reina es mi amiga. Porque no me llevé ni un penique.

Tengo el corazón muy grande pero no tengo un penique". En otra oportunidad también dijo, que se encontraba en dificultades económicas. “No tengo ni un haba a mi nombre. Pago impuestos, soy una contribuyente al fisco británico y abandoné la familia real por mi libertad y esa libertad significa que estoy desprovista. No tengo esperanzas”.

Al salir este escándalo a la luz ella manifestó estar devastada y muy avergonzada ante la opinión pública.

Sarah estuvo casada con el príncipe Andrés desde 1986 y se divorció en 1992 y tuvieron dos hijas, Beatrice en 1988 y Eugenie en 1990.

Después del divorcio trabajó como presentadora y productora de televisión, pero en los últimos meses se supo que estaba atrapada por las deudas, teniendo al menos dos procesos judiciales abiertos en su contra.

Si bien estos sucesos son lamentablemente comunes en la condición humana, los cristianos debemos pensar que también pertenecemos a un Reino que no es de este mundo y que debemos respetar y honrar nuestra condición de ser miembros de la familia real del Dios de la gloria.

Ser un "Noble" es tener un título que habla del carácter junto con sus derechos y obligaciones. Había varios tipos de Nobleza, una se podía adquirir y ser otorgada por los gobernantes y otra era heredada por el linaje de la sangre.

Nosotros recibimos este reino por herencia y por derecho de la sangre que fue vertida por nosotros. ¡Cuánto más "Nobleza" deben tener nuestras actitudes ante el mundo sabiendo que el reinado de nuestro Dios y Cristo no tiene fin! Todos pueden llegar a él y solo pide arrepentimiento y fe. No seamos malos representantes y embajadores de este Reino Eterno.

1Pe 2:9 Más vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable...