SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

Mascota salva a su anciana propietaria del tsunami

Nadie puede saber con certeza por qué Babu...

...insistió en ir en la dirección opuesta en su paseo matinal. Pero Tami Akanuma dice que es porque su perro sabía que venía un tsunami.

Lola

Era un poco temprano para caminar por la mañana pero Babu, el perro Shih Tzu quiso salir afuera.

Después de que el sismo ocurrió el 11 de marzo, el perrito de más o menos 5 kilos comenzó a estar nervioso por toda la sala.

Su propietario, de 83 años de edad, Tami Akanuma, se rindió y agarró la correa para sacarlo.

Tan pronto como Akanuma abrió la puerta de su casa en la ciudad costera de Miyako, Babu empezó a ir impetuosamente una colina cercana - la dirección opuesta a la que la pareja por lo general agarra en su paseo matinal.

Algo dentro de Akanuma no puso en duda del instinto del animal doméstico.

Y es una buena cosa que no hizo: Minutos después de subir la colina, un devastador tsunami azotó a la ciudad, aplanando el distrito de Taro-Kawamukai donde vivían a unos 200 metros de la costa.

Dando la vuelta, Akanuma apenas podía creer lo que veía: La mayor parte de la ruta que había caminado con Babu había sido tragada por el tsunami y su casa había sido consumida por una pared de agua turbia".

La pareja vive ahora con cerca de 60 personas en un centro de evacuación en Miyako, Prefectura de Iwate. Ellos celebraron el cumpleaños 12 de Babu esta semana.

En la Bíblia figura la intervención de animales para salvar a los hombres.

Ver más: ulosandes.com.ar

Núm 22:23 Y el asna vio al ángel de Jehová, que estaba en el camino con su espada desnuda en su mano; y se apartó el asna del camino, e iba por el campo. Entonces azotó Balaam al asna para hacerla volver al camino.

Núm 22:24 Pero el ángel de Jehová se puso en una senda de viñas que tenía pared a un lado y pared al otro.

Núm 22:25 Y viendo el asna al ángel de Jehová, se pegó a la pared, y apretó contra la pared el pie de Balaam; y él volvió a azotarla.

Núm 22:26 Y el ángel de Jehová pasó más allá, y se puso en una angostura donde no había camino para apartarse ni a derecha ni a izquierda.

Núm 22:27 Y viendo el asna al ángel de Jehová, se echó debajo de Balaam; y Balaam se enojó y azotó al asna con un palo.

Núm 22:28 Entonces Jehová abrió la boca al asna, la cual dijo a Balaam: ¿Qué te he hecho, que me has azotado estas tres veces?

Núm 22:29 Y Balaam respondió al asna: Porque te has burlado de mí. ¡Ojalá tuviera espada en mi mano, que ahora te mataría!

Núm 22:30 Y el asna dijo a Balaam: ¿No soy yo tu asna? Sobre mí has cabalgado desde que tú me tienes hasta este día; ¿he acostumbrado hacerlo así contigo? Y él respondió: No.

Núm 22:31 Entonces Jehová abrió los ojos de Balaam, y vio al ángel de Jehová que estaba en el camino, y tenía su espada desnuda en su mano. Y Balaam hizo reverencia, y se inclinó sobre su rostro.