SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

Recibe un regalo de su marido muerto tras el tsunami de Japón

La emotiva historia de la Sra. Eriko, quien se...

...salvó por metros con sus dos hijos y pudo ver una muestra de amor de su marido fallecido.

Sra. Eriko

Por pocos metros, Eriko sobrevive con sus dos hijas, una de 2 años y la pequeña de solo 5 meses, de ser arrasada por la destructiva ola de agua negra del tsunami del 11 de marzo en Japón.

Luego de recibir la llamada celular de su marido que la alertaba, logra escapar en automóvil hacia el alto. De él, quien no sobrevivió, recibió días después un regalo inesperado, no habitual: un anillo que le iba a regalar el 14 de marzo para expresarle su amor.

“¿Están bien? Dentro de poco saltarán las líneas...”, fueron las últimas palabras que recibió Eriko de parte de su marido el fatídico 11 de marzo.

Según cuenta el relato del medio informativo Yomiuri, citado por el enviado del Corriede de la Sera, Eriko cargó a sus niños en el auto y se dirigió a la calle en dirección al refugio por la vía señalada en los ejercicios de escape de la Protección Civil, pero era una calle atascada, inmóvil, pues todas la familias se dirigieron al mismo lugar.

Eriko cuenta que se dio media vuelta en auto a toda velocidad sin rumbo alguno, cuando vio que entre ella y la gran ola negra del tsunami, habían solo 2 autos de distancia.

Improvisadamente logra girar hacia la colina, seguida por las aguas, que la persiguieron a pocos metros en una tensa carrera, hasta que finalmente quedaron atrás.

Los tres pasaron la primera noche en el auto bajo el frío, y al día siguiente lograron llegar a un refugio con solo la ropa que llevaban puesta.

Días después, Eriko se enteró que su marido fue alcanzado por el tsunami mientras estaba en el furgón en que trabajaba como chófer de despachos de una empresa.

Eriko contó al medio Yomiuri que, bromeando, le había pedido un regalo a su marido para el 14 de marzo, aclarando que su marido no era de hacer ese tipo de regalos.

Sin embargo, cuan grande y emotiva fue su sorpresa cuando se le hizo entrega de un paquete muy especial. Es que cuando los oficiales examinaron los efectos personales de su marido en una bolsa, al costado de su cuerpo inerte, había un paquetito con un anillo para ella.

Hoy, ella lleva puesto su anillo, según muestra a los medios de prensa, en recuerdo de y su marido y padre de sus hijos. Un regalo que quizás le dé la fortaleza necesaria en su nueva vida post terremoto y tsunami, con sus dos hijas, y sin el hogar de pocos días atrás.

Ver más: lagranepoca.com

Nunca se puede ponderar en una persona una noble actitud, el hombre de esta historia podría haber elegido no regalarle ese anillo en ese momento.

Pero una noble actitud es la que puede ser la última y la más recordada en una vida. La vida es breve en relación con la eternidad. Debemos elegir como vivirla.

Sal 89:47 Recuerda cuán breve es mi tiempo; ¿Por qué habrás creado en vano a todo hijo de hombre?