SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

   

Japón... "castigo divino" - y el respeto de la cultura japonesa

"Jamás se verá un saqueo en Japón"...
Jamás se verá un saqueo en Japón

Sorprende al mundo la calma de los japoneses ante la tragedia. El argentino Raúl González Dagnino, licenciado en Estudios Orientales, explicó al informativo Infobae las claves de la cultura nipona

- ¿Por qué tanta diferencia entre América Latina y Japón ante un terremoto?

- Son mundos diferentes. Es parte de la educación japonesa ante la catástrofe. Es una actitud muy diferente entre Occidente y Oriente. Jamás se va a ver un saqueo en Japón. Hay un respeto total por el prójimo, más aún en una situación difícil.

Saben la lucha que se les viene. Todo el mundo hace la fila para cargar agua. Si tiene dos bidones, carga uno y vuelve al final. Por el contrario, a ellos les asombra cuando ven imágenes con violencia o saqueos tras terremotos en Occidente.

- ¿Cuáles fueron las imágenes que más le impactaron?

- Ver a la gente bajar del tren, tras el terremoto, sin atropellarse, con miedo pero sin atropellarse. Ellos son así en todo. Fueron educados para eso.

- Europa habló de una situación "apocalíptica". ¿Les parece que es tan así?

- Esa figura del Apocalipsis nos remonta a otra diferencia. En Occidente hay tres religiones fundamentales (Cristianismo, Judaísmo y el Islam) que lo contemplan.

Oriente se sustenta en el Budismo, que no cree en el fin del mundo ni de castigo divino. Son más racionales. Saben que están sobre una tierra que se mueve.

- Sin embargo, el gobernador de Tokyo habló de "castigo divino" por el excesivo egoísmo de los japoneses como causa del terremoto...

Ver más: america.infobae.com

En este excelente artículo hablan de dos aspectos importantísimos que puede vivir una nación ante la crisis. Uno es la elevada capacidad de enfrentar con calma las más terribles circunstancias que tiene esta cultura milenaria.

El respeto a la autoridad y al prójimo da una cachetada al cristianismo occidental. Por otro lado cuando suceden catástrofes siempre se trata inconscientemente de buscar un culpable, porque el castigo lo relacionamos indefectiblemente con una retribución por la culpa.

Jesús ya nos dijo como deberíamos ver las catástrofes cuando le preguntaron por los que murieron bajo una torre, si estos eran más culpables que los otros:

Luc 13:4 O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén?

Luc 13:5 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

Jesús habla de la actitud de toda vida ante Dios y el prójimo y habla de la vida eterna.

Accidentes podrán venir pero también nos dice que nada puede suceder que esté fuera del conocimiento del Padre:

Mat 10:29 ¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre.

Viene un cambio de conciencia para Japón. Anteriormente esto había pasado cuando perdieron en la II Guerra mundial y renunciaron a "Su padre", el emperador Hirohito como hijo de dios.

Cambiaron pero no hacia Cristo sino a la cultura progresista de occidente, cultura de desarrollo económico y tecnológico que los llevó a liderar el mundo.

Ahora se darán cuenta que esta cultura tecnológica se puede desvanecer en un día y les hará reflexionar acerca de cómo vivir la vida en el futuro y donde poner su esperanza, los cristianos oramos que en esta oportunidad sea en el Cristo Viviente.