SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

Libia - Dos pilotos se eyectan y estrellan su avión para no bombardear a su propio pueblo

Ocurrió en Bengasi, una de las ciudades más...

...importantes del país. El ministro del Interior de Kadafi renunció porque el dictador se negó a frenar el ataque.

Dos pilotos se eyectan

Libia, Kadafi, bombardeos Aunque Muammar Kadafi mantiene su orden de reprimir hasta con bombas a los manifestantes que exigen su renuncia, cada vez se suman más militares que se niegan a participar de su sangrienta represión.

Luego de que dos pilotos se fugaran con sus aviones hacia Malta para evitar a atacar a la gente, hoy se supo que otros dos pilotos se eyectaron en paracaídas y estrellaron el avión en el que volaban.

Así, estos dos pilotos se negaron a bombardear la ciudad de Bengasi y otra localidad, en el este del país, controlada por los participantes en las revueltas contra el régimen de Kadafi.

Según el diario libio Quryna, que cita a un coronel del Ejército en la base militar de Bnina, el avión era un Sukhoi 22 de construcción rusa y se estrelló al oeste de la localidad de Jedebia, a cerca de 160 kilómetros al suroeste de Bengasi.

Ver más: clarin.com

Hoy día ya es más difícil que se produzcan los sangrientos genocidios del pasado. La era de la comunicación hace que la gente no tema tanto y obre de otra forma ante las presiones de algún dictador.

Estos pilotos que arriesgaron sus vidas para no disparar a su propio pueblo son verdaderos héroes modernos. Dios siempre está con los que respetan la vida de los otros. Oremos por los habitantes de este país.

1Ti 2:1 Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres;

1Ti 2:2 por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad.

1Ti 2:3 Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador,

1Ti 2:4 el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.