SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

La Royal Society reclama un plan mundial para posibles contactos con extraterrestres

La revista 'Philosophical Transactions', publicada por...

...la prestigiosa sociedad científica británica Royal Society, advierte en su última edición de que los gobiernos del mundo deberían prepararse para un posible encuentro con una civilización extraterrestre que podría ser violenta.

La publicación, que este mes dedica un número completo al tema de la vida extraterrestre, argumenta que si el proceso de evolución sigue en todo el universo patrones darwinistas, tal como ocurre en la Tierra, las formas de vida que contactarían con los seres humanos podrían "compartir su tendencia a la violencia y la explotación" de los recursos.

Por ese motivo, los científicos reclaman que las Naciones Unidas (ONU) configuren un grupo de trabajo dedicado a "asuntos extraterrestres" con la capacidad de delinear un plan a seguir en caso de un contacto alienígena

Ver más: elmundo.es

¿Será que la amenaza extraterrestre podrá usada como pretexto para formar un gobierno mundial? Ya el ex presidente Reagan dijo en una sesión las Naciones Unidas que sería más fácil unirse entre naciones enemigas si hubiera una amenaza extraterrestre.

Seguramente vendrá mucha información en el futuro sobre los posibles visitantes y los cristianos deberán elegir si creen en La Palabra de Dios o se dejan arrastrar por estos nuevos vientos de revelación de la Nueva Era.

Lo que sobrará en los tiempos que vienen serán señales. Una cosa es clara, el cristiano fiel no deberá tenerles miedo si todavía está aquí en la tierra.

2Ts 2:9 El malvado vendrá, por obra de Satanás, con toda clase de milagros, señales y prodigios falsos.

Luc 21:25 "Habrá señales en el sol, la luna y las estrellas. En la tierra, las naciones estarán angustiadas y perplejas por el bramido y la agitación del mar.

Jer 10:2 Dice así: "No aprendan ustedes la conducta de las naciones, ni se aterroricen ante las señales del cielo, aunque las naciones les tengan miedo.