SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

La nueva ortografía provoca polémica

Eliminan la "ch" y la "ll" del abecedario...

GUADALAJARA - La Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), el mayor acontecimiento editorial en español del mundo, abrió ayer sus puertas al público en un clima de alegría y entusiasmo, pero con una polémica asordinada que hace presagiar alguna borrasca lingüística.

¿El motivo? Hoy se presentará aquí la nueva ortografía española, que propone modificaciones -la supresión de las letras "ch" y "ll", los cambios en algunas formas de acentuación y de denominación de algunas letras- que ya han provocado controversia, cuando no abierto rechazo, entre docentes y escritores, algunos de ellos incluso académicos.

Además de la eliminación de la "ch" y de la "ll", que llevará a 27 el número de letras del abecedario, se propusieron otros cambios: la "i" griega será ye; la "b" será be (y no be alta o be larga); se elimina la tilde en "sólo" y los demostrativos ("este, esta") y en la "o" entre números (5 o 6), mientras que "quorum" será "quórum", "Qatar" pasará a ser "Catar" e "Iraq" será "Irak".

Entre los motivos que impulsan el cambio aprobado por la Real Academia Española, acompañada por las restantes academias de la lengua, se encuentra, con lógica práctica, la voluntad de simplificar el aprendizaje y el uso del idioma.

Ver más: lanacion.com.ar

Siempre todo cambio trae controversia y resistencia como en el caso de esta reforma ortográfica.

Cuando algo se considera correcto y alguien sugiere otra manera de hacerlo no se acepta porque trae inseguridad y una conciencia de que algo está mal.

Pero, ¿por qué los cambios de procedimientos y las innovaciones son a veces tan resistidos y los cambios que tienden a lo inmoral y hacia la incredulidad no lo son?

La propaganda de los medios crea una realidad artificial que está dirigida por el príncipe de las tinieblas.

Creemos lo que abiertamente y continuamente se publicita y lo imitamos.

Los cristianos cometemos el error de aceptar junto con el mundo las tendencias que inclinan hacia lo carnal relajando los valores espirituales, pero no aceptamos las diferentes formas que el Espíritu Santo ministra para alcanzar a las almas y edificar a su Cuerpo.

De esta manera si no somos avisados, el diablo llega a engañarnos por ambos frentes.

2Ti 2:26 y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.