SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

Líder espiritual ora para que el presidente francés tenga un ataque cardíaco.

El cura católico Arthur Hervet, perteneciente a una de las parroquias...
Arthur Hervet
Arthur Hervet

...de la ciudad de Lille que está al norte de Francia, públicamente reconoció que ora para que el presidente Francés, Nicolas Sarkozy, tenga un ataque cardíaco que le impida proseguir con su "guerra" contra los gitanos.

Este cura de 71 años dijo a la prensa "Rezo, os pido perdón, para que el señor Sarkozy tenga una crisis cardiaca", según declaró después de oficiar una misa.

Este sacerdote que apoya a la comunidad gitana manifestó no saber más que hacer para frenar esa "guerra hacia los gitanos”. El ha recaudado fondos para adquirir tiendas de campaña, alimentos y ropa.

También él decidió devolver al Gobierno una medalla al mérito con la que había sido condecorado y dirigiéndose al ministro del Interior, Brice Hortefeux, le reprochó el hecho de que no conozca la "deplorable" situación en la que viven los gitanos que se han instalado en Francia.

El padre Arthur siente compasión por la comunidad gitana y por lo que él considera una injusticia, él manifiesta que solo tiene fuerzas para llorar cuando ve a estas personas delante de sus caravanas destrozadas.

El padre da a entender que si Sarkozy tiene un problema cardíaco tal vez vea las cosas más humanas y lo desafía diciéndole con una pregunta: "¿Conoce usted la situación real? ¿Porqué no viene a verla?"

Ver más:periodistadigital.com

Francia está deportando a cientos de gitanos donde no tienen dónde ir. Ellos no tienen un país donde puedan decir que es de ellos porque siempre han sido tribus nómades. Les pasa como a los judíos en la segunda guerra mundial. La Palabra de Dios enseña a tratar bien al inmigrante y tenerle favor para que el país pueda ser bendecido.

En cuanto a la actitud de este sacerdote es noble en cuanto a su amor por los gitanos al hacerse eco de su sufrimiento. Pero la virtud cristiana nos enseña a orar y bendecir a los que nos persiguen.

Y este, al defender a los gitanos se identifica con esa persecución. Si bien este caso es casi anecdótico, no lo es en cuanto al sufrimiento de este pueblo que junto al judío muchos rechazan.

Éxo 22:21 Y al extranjero no engañarás ni angustiarás, porque extranjeros fuisteis vosotros en la tierra de Egipto.

Éxo 23:9 Y no angustiarás al extranjero; porque vosotros sabéis cómo es el alma del extranjero, ya que extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto.

Lev 19:33 Cuando el extranjero morare con vosotros en vuestra tierra, no le oprimiréis.

Lev 19:34 Como a un natural de vosotros tendréis al extranjero que more entre vosotros, y lo amarás como a ti mismo; porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto. Yo Jehová vuestro Dios.