SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

   

Milagro cuando no había esperanza

Guillermo Yelting, padre de Sara Yelting, relató la historia de un milagro.
Guillermo y Sara Yelting
Terrence Lakin

Su hija tras 1 año y 3 meses en coma despertó de repente un día y pudo reconocer a sus seres queridos. El dijo "...que mientras haya vida tiene que haber esperanza y que mientras su hija lucha, él no tiene ningún derecho a bajar los brazos..."

Guillermo explicó desde Argentina que todo empezó cuando la joven que ahora tiene 23 años comenzó a padecer distintos problemas neuronales que la dejaron postrada en un coma grado 4.

Ella fue internada en el Sanatorio Colegiales en febrero del 2009. Su situación estando allí empeoró hasta el punto de perder el conocimiento y contacto con la realidad. Después de haber tratado todo tipo de terapias siguió empeorando hasta que entró en terapia intensiva por un problema pulmonar.

Cuando ya no quedaba nada por hacer, la joven despertó y comenzó a mover los ojos y las manos, a escribir y comunicarse, inundando de alegría a toda la familia.

Los efectos de la condición que sufrió durante ese tiempo fueron tales, que la joven Sara llegó a pesar 35 kilos.

El consejo de Guillermo Yelting para los padres o familiares de personas que están en coma en situaciones similares es hablarles de cosas positivas y no bajar la guardia ante el sufrimiento. "Siempre tengan una palabra de dulzura porque ellos en el inconsciente escuchan”, dijo.

Él le decía: "Vos sos mi preferida, mi campeona, vos de esta vas a salir", en medio de un ambiente donde la ciencia le decía continuamente: "no hay nada más que hacer".

Ver más en: Aciprensa

Tener fe en la vida es tener fe en Dios. La Palabra de Dios dice que la presencia del Señor estará con el que piensa en lo verdadero, lo honesto, lo justo y lo puro.

Fiilpenses 4:8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Filipenses 4:9 Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.