SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

   

Otra vez un gigante agujero se produjo en guatemala

Un impresionante agujero que parecería que no tuviera final de hondo tragó aproximadamente a una docena de casas en la Ciudad de Guatemala.
Agujero
Agujero

Los funcionarios dijeron que el motivo fue la cantidad de lluvias recientes y un flujo de aguas residuales subterráneas, provenientes de una ruptura principal. Dos cuerpos fueron encontrados cerca de la enorme grieta.

Este no sería la primera vez que sucede algo parecido. Ya se ha reportado en Guatemala en febrero 2007 algo similar.

El área en que ocurrió el hundimiento en esa oportunidad dejó un hoyo de al menos 100 metros de diámetro y el fenómeno afectó a varias casas.

En esa oportunidad el director del Instituto de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología, Eddie Sánchez, dijo a emisoras locales que el hundimiento fue causado por filtraciones de aguas negras de un enorme tubo que recoge aguas negras y de lluvia de varias zonas de la capital.

Las imágenes de esta calamidad vistas desde el aire son de tono apocalíptico. Pareciera que la boca del infierno literalmente se abriera en la ciudad amenazando tragarlos a todos vivos.Hay muchas señales en el mundo de que algo no anda bien. Cosas que antes se desconocían comienzan a suceder con más frecuencia en la naturaleza.

Séa por culpa directa de la falta de cuidado que el hombre ha dado a los recursos naturales o como recompenza de sus pecados morales. Tanto uno como el otro algunos creemos que son parte del mismo mal que asola la humanidad y que fueron anticipados en las páginas bíblicas.

Ya no crea conciencia de pecado el ver con nuestros ojos un símbolo en estos sucesos del castigo eterno que espera a los que no arrepientes de sus iniquidades ni creen en El que puede salvarlos. Como iglesia de Cristo proclamemos la salvación y demos la voz de alerta para que todos tengan oportunidad de alcanzar la vida eterna.

Num 16:23 Entonces Jehová habló a Moisés, diciendo:

Num 16:24 Habla a la congregación y diles: Apartaos de en derredor de la tienda de Coré, Datán y Abiram.

Num 16:25 Entonces Moisés se levantó y fue a Datán y a Abiram, y los ancianos de Israel fueron en pos de él.

Num 16:26 Y él habló a la congregación, diciendo: Apartaos ahora de las tiendas de estos hombres impíos, y no toquéis ninguna cosa suya, para que no perezcáis en todos sus pecados.

Num 16:27 Y se apartaron de las tiendas de Coré, de Datán y de Abiram en derredor; y Datán y Abiram salieron y se pusieron a las puertas de sus tiendas, con sus mujeres, sus hijos y sus pequeñuelos.

Num 16:28 Y dijo Moisés: En esto conoceréis que Jehová me ha enviado para que hiciese todas estas cosas, y que no las hice de mi propia voluntad.

Num 16:29 Si como mueren todos los hombres murieren éstos, o si ellos al ser visitados siguen la suerte de todos los hombres, Jehová no me envió.

Num 16:30 Mas si Jehová hiciere algo nuevo, y la tierra abriere su boca y los tragare con todas sus cosas, y descendieren vivos al Seol, entonces conoceréis que estos hombres irritaron a Jehová.

Num 16:31 Y aconteció que cuando cesó él de hablar todas estas palabras, se abrió la tierra que estaba debajo de ellos.

Num 16:32 Abrió la tierra su boca, y los tragó a ellos, a sus casas, a todos los hombres de Coré, y a todos sus bienes.

Num 16:33 Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos al Seol, y los cubrió la tierra, y perecieron de en medio de la congregación.

Num 16:34 Y todo Israel, los que estaban en derredor de ellos, huyeron al grito de ellos; porque decían: No nos trague también la tierra.

Num 16:35 También salió fuego de delante de Jehová, y consumió a los doscientos cincuenta hombres que ofrecían el incienso.