SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

La máquina suicida - "Eutanasia"

El alemán Roger Kusch, ha creado lo que llama una máquina suicida "para enfermos terminales que deseen morir".
Roger Kusch
Roger Kusch

Esta es la adaptación de un artefacto que se utiliza normalmente para mantener la aguja en los pacientes durante un largo período de tiempo, y Kusch lo adaptó con un botón que permite a los pacientes activar un mecanismo de inyección para poner fin a su propia vida, según dijo CNN.

El ex político declaró que técnicamente es el paciente que se suicida, dando protección de los médicos de acciones legales en su contra.

Según el método de Kusch, "la máquina suicida" administra una dosis letal de anestésico y cloruro de potasio, en la que el paciente moriría en cuestión de minutos. La comunidad médica, los políticos y, especialmente, la iglesia mostraron su indignación por la "invención".

"Es contrario a nuestra ética, la tradición, el espíritu de las leyes cristianas," dijo Wolfgang Huber, líder de la Iglesia Luterana Alemana. También manifestó que se debe ayudar a los pacientes a que sufran menos, pero nunca aceptar el suicidio como una opción.

Por las críticas que ha recibido, Kusch dijo que la mayoría de los alemanes han aceptado el suicidio como una forma de acabar con la vida cuando el paciente está en una situación insoportable.

La muerte de la francesa Chantal Sébire, una maestra que supuestamente se suicidó, después de contraer un tumor incurable en la cara, ha abierto la puerta a las nuevas leyes que se aprobaron sobre la eutanasia en Europa.

La Justicia de Alemania dictaminó hace poco que el suicidio asistido es legal en el país, si hay una autorización expresa del paciente. De acuerdo con una decisión del Tribunal Federal de Justicia, doctores, enfermeras y cuidadores de ancianos deben suspender las medidas que prolongan la vida si éste es el deseo expreso del paciente.

La interrupción se puede producir aunque el proceso de la muerte no haya empezado. La sentencia también aclara que es irrelevante si la interrupción es activa (la retirada de un tubo vital, por ejemplo) o pasiva (por ejemplo la suspensión de la alimentación artificial).

"El deseo de los pacientes es fundamental, incluso cuando aún no está al tanto", dijeron los jueces alemanes. Sin embargo, la eutanasia activa, en la que el paciente recibe una inyección letal o las drogas sigue estando prohibida.

Antecedentes.

Una decisión fue favorable cuando alguien fue acusado de intento de asesinato y condenado a nueve meses de prisión con libertad condicional por el Tribunal Regional de Fulda.

El abogado le había aconsejado a la hija de una mujer gravemente enferma y en un coma artificial durante cinco años, a recurrir a la eutanasia para poner fin al sufrimiento de la madre. La hija siguió su consejo y cortar el tubo de alimentación, ya que la madre le había dicho que no quería seguir viviendo si ella llegó a este estado. A pesar de que había recibido una nueva sonda, la mujer, de 77 años, murió poco después.

Pero, ¿Cómo los cristianos deberíamos dejar que una persona aparentemente irrecuperable deje de existir? Hubo varios casos como el reportados de personas que volvieron a la conciencia como el que se mencionó en el 2006 de Terry Wallis que sufrió un accidente de coche cuando tenía 19 años y que le sumió en un profundo coma.

Poco después 'despertó' y desde entonces ha permanecido durante casi dos décadas en un estado definido por los neurólogos como "de mínima consciencia". Ahora tiene 42 años y ha mejorado tanto que ha dejado sorprendidos a los científicos que han estudiado a fondo su caso.

¿Hasta donde dejar que siga el sufrimiento de un ser querido y hasta dónde confiar en Dios para un milagro? Vea el "devocional" Palabras del Cielo

La ministra alemana de Justicia Sabine Leutheusser - Schnarrenberger, afirmó que la decisión es un paso importante adelante en el respeto de la voluntad de la persona. "No hay tratamiento forzado contra la voluntad de la persona", dijo en un comunicado.

La Iglesia Evangélica en Alemania (EKD), fue favorable a la sentencia, declarando que el hombre no está obligado a prolongar la vida a cualquier costo.

Ecl 7:17 No hagas mucho mal, ni seas insensato; ¿por qué habrás de morir antes de tu tiempo?