SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

   

La ciencia, el Mar Rojo y Moisés

La ciencia confirmaría que el viento pudo separar el Mar...
Separar el Mar Rojo
Separar el Mar Rojo

...Rojo para Moisés. Simulaciones hechas en computadoras verificarían la posibilidad que un fuerte viento que sopló en el Éxodo podría haber hecho retroceder las aguas del mar Rojo de la forma descrita en las Escrituras bíblicas, según un experimento realizado por investigadores estadounidenses.

Según este estudio mostraría cómo los vientos afectan a las aguas, por ejemplo, como el viento puede empujar y hacer retroceder el agua cuando una curva de río se funde con una laguna costera, señaló el equipo del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR por sus siglas en inglés) y la Universidad de Colorado en Boulder.

"Las simulaciones habrían sido hechas de una forma bastante cercana con el relato en el Éxodo", dijo el que lideró el estudio, Carl Drews.

"La separación de las aguas puede entenderse mediante dinámica de fluidos. Los vientos mueven el agua de una forma acorde a las leyes de la física, creando un pasaje seguro con agua a ambos lados y permitiendo luego volver al agua de forma abrupta", señaló.

El texto bíblico describe a Moisés guiando a los israelitas fuera de Egipto, por delante del Ejército del faraón. El mar Rojo se abrió para dejar a pasar a Moisés y al pueblo de forma segura, cerrándose luego sobre los perseguidores y ahogándolos.

Los investigadores estudian cómo los tifones del océano Pacífico pueden crear aumentos de tormentas y otros efectos de vientos fuertes y sostenidos en aguas profundas.

El grupo de científicos localizó un lugar al sur del mar Mediterráneo donde pudo realizarse el legendario cruce y modeló diferentes formaciones de tierra que pudieron existir entonces, que habrían posibilitado la historia bíblica de mar abriéndose para atravesarlo.

El modelo por computadora requiere un terreno en forma de "U" en el río Nilo y una laguna poco profunda a lo largo de la costa. En él se muestra lo que produciría un viento de 101 kilómetros por hora, soplando de forma continua durante 12 horas.

En esta recreación, el viento pudo hacer retroceder las aguas de 2 metros de profundidad.

"Este puente de tierra mide unos 3 kilómetros de largo y 5 kilómetros de ancho, y permanece abierto durante 4 horas", según refleja el estudio publicado en la revista Public Library of Science, PLoS ONE.

"Las personas siempre se han fascinado por esta historia del Éxodo, preguntándose si proviene de hechos históricos. Lo que muestra este estudio es que la descripción de las aguas separadas sí tiene una base en las leyes físicas", señaló Drews.

Ver más: elmundo.es

Éxo 14:21 Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase por recio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas.

Éxo 14:22 Entonces los hijos de Israel entraron por en medio del mar, en seco, teniendo las aguas como muro a su derecha y a su izquierda.