SUSCRIBETE AQUÍ
Para recibir "Palabras del Cielo", todos los días en tu email gratuitamente!

 

Compártelo:

   

¿Estuvieron los judíos en América 500 años antes de Cristo?

Existe un misterio en Nuevo México que lo llaman el misterio de piedra...
Misterio de piedra
Misterio de piedra

...que sugiere que los hebreos o los antiguos griegos visitaron el continente americano en el año 500 AC

La piedra "misterio", que se ha descubierto se encuentra en una ladera de Nuevo México, parece que se ha inscrito con el griego antiguo o el hebreo.

Durante varias décadas, los estudiosos se han preguntado si se trata de una prueba de que los pueblos del Mediterráneo llegaron al Nuevo Mundo siglos antes de Cristo.

La piedra es llamada también el "Decálogo de Piedra",

De acuerdo a Atlas Obscura, la piedra fue reconocida por primera vez en la literatura en año 1933 por el famoso arqueólogo de Nuevo México Hibben Frank, que según escribió, encontró la piedra en una visita guiada por un individuo que ya afirmaba haber descubierto la piedra primero en la década de 1880.

Para algunos tiene inscripciones en fenicio, pero para los que reivindican el paleo-hebreo, es un registro de los diez mandamientos judeo-cristianos sobre la base de una traducción de 1949 por Harvard por el estudioso Robert Pfeiffer.

En 1979, una epigrafista de la Universidad de Nuevo México llamada Dixie Perkins propuso la teoría de la inscripción como Cypriotic griego, utilizado alrededor de 500 a.C. en la región mediterránea.

En la traducción de Perkins, la piedra se lee como un informe de un explorador o un guerrero llamado Zakyneros, que se encontró aislado en el desierto y luchaba por sobrevivir.

Muchos otros sin embargo, creen que la piedra es un engaño perpetrado por el mismo Hibben...

Para otros es la confirmación de que la tribu perdida de Israel vino milenariamente a América antes de la era cristiana.

Fuente: atlasobscura.com

Fuente: en.wikipedia.org

El mundo está lleno de misterios, pero Dios ha sido cuidadoso con la información revelada que nos ha dado que se recibe por fe y no necesita confirmación de fuentes arqueológicas para ser creídas. Todo lo revelado nos pertenece como herencia dada por Dios a sus hijos.

Deuteronomio 29:29 Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.