Sanando la Tierra

Hijos necesitan que sea el mismo que en la iglesia

3 julio, 2017 | adm | Iglesia y Ministerio

Hijos necesitan que sea el mismo que en la iglesia

«Sus hijos necesitan ver que usted sea el mismo en la iglesia y fuera de la iglesia», dice madre cristiana.

La estrella del programa de la televisión estadounidense ‘Duck Dynasty’, Missy Robertson (1) hizo algunas confesiones.

Reveló que la maternidad le ha ayudado a entender mejor el amor de Dios de una manera muy real.

Esto especialmente después de ver a su hija, Mia, someterse a cinco cirugías en 10 años. Ella ha nacido con una mala formación, que se caracteriza por grandes grietas en los labios y el paladar.

La mala formación es causada por problemas genéticos llamado ‘labio leporino’.

En una entrevista justo antes del Día de la Madre, Missy compartió que el papel de madre es paralelo a su fe cristiana

«Ser madre es maravilloso», dijo. «Me ayudó a entender el amor de mi Padre [celestial] por mí. Aunque nos deja ir a través de luchas, ahora entiendo. Estas situaciones nos ayudan a crecer en nuestra dependencia y gratitud por su sacrificio supremo».

«Mi vida no está centrada en mí, sino en Jesús».

Como hija de pastor, Missy sin duda habla desde la experiencia personal.

En 2003, Mia, la única hija de Robertson, nació con labio leporino. Esto requirió varias cirugías a los 3 meses de vida. La última cirugía de Mia tuvo lugar en 2015.

Para dar a conocer y ayudar a los niños con problemas similares, crearon ‘Fundación Mia Moo’. Su lema es: «Cada niño merece una sonrisa».

Además de Mia, Missy es también la madre de Reed y Cole. Dijo que sus hijos son su «mayor éxito». También señaló que se siente agradecida de que Dios le ha confiado «tres almas bellas. Para criarlos y enseñarles a caminar en los caminos de Él».

«Oro todos los días para que permanezcan en el camino de Dios», dijo.

«No podría estar más orgullosa de cada uno de ellos. Superaron todas mis expectativas. Se esfuerzan, son amables e inclusivos para todas las personas que le rodean. Pero lo más importante: entienden que sin Jesús, no somos nada. También entienden que se enojarán y cometerán errores. Pero siempre pueden ir al Padre celestial ellos y sus padres en la tierra. Saben que obtendrán el perdón y la comprensión».

En una entrevista con ‘Gospel Herald’ (2), Missy también compartió cómo ella y su marido Jase animan a sus hijos a crecer en su caminar cristiano.

«Tratamos de hacer algo todos los días en nuestras vidas», dijo. «No es sólo es estar en la iglesia el domingo y el miércoles. Tratamos de no estar demasiados ocupados o demasiado cansados. Muchas familias no se limitan en eso. Luego se sorprenden cuando sus hijos deciden no vivir como Jesús quiere», dijo.

Añadió que ella y Jase saben ‘Que no somos padres perfectos en absoluto’.

Pero se esfuerzan por ser buenos ejemplos para sus hijos.

«No siempre logramos esto debido a nuestro egoísmo. A veces este se interpone en el camino», admitió. «Pero quiero que nuestros hijos sepan que sus padres tratan de caminar con el Señor todos los días».

Y agregó: «Creo que es importante para ellos entender que somos iguales dentro en la iglesia y fuera de la iglesia. Desde el lunes al domingo. Somos iguales el sábado por la noche como lo somos la mañana siguiente. Sólo sea real y honesto con sus hijos. Esto no es sólo un cliché, pero realmente trate de hacerlo».

Recursos externos:

(1)

(2) www.gospelherald.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *