Extremistas islámicos se entregan a Jesús después de ver como ángeles defienden a un cristiano

Extremistas islámicos se entregan a Jesús después de ver como ángeles defienden a un cristiano

11 febrero, 2018 | adm

Un ex musulmán llamado Al Bilial fue miembro de una mezquita en Oriente Medio. Un amigo cristiano lo evangelizó y le dio un folleto con el evangelio. Él lo recogió por cortesía pero no le dio ninguna importancia.

Poco después Jesús lo sorprendió en una visión, Él le dijo a Bilial: “Yo Soy el Alfa y el Omega. Yo Soy el comienzo y el fin. Yo morí en la cruz y resucité para dar vida eterna a todos. Los que creen en mi tendrán un lugar conmigo en el cielo, sígueme sin vacilar”.

Según relata Biblia Todo (1)

Luego de eso, decidió llamar al teléfono que decía el folleto. Un pastor de la organización Biblias para Medio Oriente lo atendió y explicó el evangelio. Él no tardó en aceptarlo. Bilial creyó en Cristo como su salvador y se consagró totalmente a él.

Desde entonces comenzó a ser asediado por su propia familia. Lo exhortaban a que vuelva al islam, cosa que él rechazó rotundamente. La mezquita, donde él era un importante miembro, lo excomulgó.

Bilial tenía grados académicos y era muy respetado en su medio. Pero después de recibir a Cristo los extremistas islámicos lo hicieron objetivo de persecución para matarlo. Él era considerado un enemigo peligroso por su influencia en el lugar.

Sulfiker, líder de los extremistas islámicos y familiar de Bilial, conjuró un plan para matarlo. Comenzaron a seguirlo.

Bilial se retiraba todos los días al desierto para hablar horas con el Cristo vivo. Los extremistas islámicos de la mano de Sulfiker vieron en esto una oportunidad para eliminarlo.

Acechando a su víctima, sus enemigos fueron a asesinarlo con bastones de hierro y cuchillos afilados mientras él oraba profundamente.

Pero para sorpresa de ellos, unos ángeles salieron para defenderlo. Entonces los atacantes corrieron despavoridos. Entre ellos Sulfiker, primo de Bilial. En la corrida Sulfiker cayó en un pozo profundo y se quebró una pierna y una mano.

A todo esto Bilial ni se enteró del tumulto estando absorto concentrado en la oración.

Cuando terminó de orar se retiró del lugar y el Espíritu Santo lo empujó a pasar por el pozo que cayó su primo. Él lo sacó y curó mientras su primo le imploraba que no lo mate.

En vez de matarlo oró con él y más tarde le compartió el evangelio. Ocasión en que su primo se arrepintió de sus pecados y le confesó su intención de matarlo. Finalmente aceptó a Cristo junto con los otros del grupo extremista que habían visto a los ángeles guerreros.

Recursos externos: (1) www.bibliatodo.com


ESCUCHE ESTE ARTICULO AQUÍ

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUBSCRIBETE !