Menú


Sanando la Tierra

«Exponiendo El Espíritu De La Lujuria» de Creflo Dollar

En este video, Exponiendo El Espíritu De La Lujuria, el Dr. Creflo Dollar nos habla del falso amor y empieza mencionando de como una chica puede estar en la parte de atrás de un auto con un chico y permite que se lleve algo que Dios quiso usar para bendecirlos.

Él dice: “Mi corazón va hacia los jóvenes, cuándo se aprovechan de una adolescente que no ha tenido el amor de sus padres y anda buscando un poco de amor de alguna forma, y en su equivocación relacionan actos de lujuria con amor, porque no conocen nada mejor.

Aquí estamos siendo educados en ese tema y estamos teniendo en nuestras casas esa situación muy a menudo.

Y todo lo que tenemos que hacer es aceptar nuestra responsabilidad de lo que no hemos hecho al no darles nuestra atención y amor a nuestros hijos. Nos decimos ¿Pero pensé que no era tan importante? Pero ahora sé que lo es porque ahora ellos lo dicen.

Ellos saben más que ustedes porque dicen que algunos de sus hijos han acudido a clubes para hombres y no tienen 17. Les dijeron que pasarían la noche en casa de un amigo y están en un bar para hombres, observando a “Roxana” quitarse la ropa.

Ahora saben el resultado de eso, la lujuria ha entrado y se ha concebido, no les sorprenda lo que cuentan en casa porque no tomamos nuestra responsabilidad, continuamos dejándolos solos y ellos nos avergüenzan.

Bueno alguno dice: Yo no tengo tiempo de seguirlos adónde van, háganlo permanecer en casa, quiero que tengan libertad, no pueden hacer ambas. Si se dice: salga con ellos, contestan no tengo tiempo. Si no tienen tiempo es mejor que lo tengan porque ese joven se va a convertir en hombre y ese hombre le va a hacer algo a sus hijos.

Ese “papito” vendrá luego y le hará una proposición a su hija, porque verá que su verdadero padre no hace nada. Tener hijo es una responsabilidad y porque ellos se equivocan y se drogan no significan que no les pertenezcan, son suyos, los tuvieron.

Penetren profundamente en el problema y hagan lo que deben hacer y confíen que Dios y ustedes juntos harán algo para resolver el problema. Pero ¿qué harán ahora que la lujuria está concebida en ellos, que harán ahora que ellos ya han probado el “Gran sexo” y les gusta y lo gozan? Bueno, ustedes con la preocupación y con lo que estoy enseñando ahora se suponen como debe trabajar.

El problema que ellos se equivocaron y usted también, pero usted nunca les dijo que usted también se equivocó. Algunos no les gusta la manera que hablo pero ustedes fueron jóvenes también. Y a algunos no les gusta. Pero es la hora de reunirnos con nuestros hijos y sacarnos juntos lo que debemos sacarnos y hacer lo que debamos hacer para tener la victoria en esta área…

Sigue hablando de cómo seguir edificando desde la confianza…

Deje su comentario