Sanando la Tierra

Ex Presidente de escuela de Carnaval se convierte

1 febrero, 2016 | adm | Iglesia y Ministerio

Ex Presidente de escuela de Carnaval se convierte

En Manaus el ex Presidente de escuela de Carnaval se convierte – fueron 30 años trabajando en ‘a escola A Grande Família’ y hoy quiere adorar sólo a Dios.

Durante muchos años el nombre de Luiz Gilberto Flores de 58 años, estaba conectado directamente al Carnaval de Manaus, estando al frente de la escuela de samba.

Pero el ex-sambista se convirtió en evangélico y desde agosto del año pasado ha cambiado el mundo de la samba por el Evangelio, como relata el periódico A Crítica.

La decisión de cambiar su vida sucedió después de que pasara por problemas de salud de él y sus familiares, además de no ser capaz de encontrar tiempo para estar con la familia.

Aunque lejos, Luiz Gilberto aún mantiene contacto con la escuela porque muchos de sus hijos todavía están trabajando en rojo y blanco del barrio San José.

Uno de sus hijos es el Presidente de la gran familia, otro es maestro de batería y su esposa, Daniel Ermozinda, trabaja como cocinera en la escuela de samba.

Pero él no ha ido a la cuadra todos los días, su rutina ya no es vivir el 100% todos los días en la samba, los martes y los domingos, por ejemplo, Luiz Gilberto asiste a los cultos de la Asamblea de Dios en la zona norte de Manaus.

«Sigo estando en el cuerpo de la gran familia porque tengo que ayudar a mi hijo. Pero espiritualmente, mi cabeza y mi corazón están en la iglesia, «dice.

Fueron 30 años de trabajo en la escuela de samba, aquel momento llegó a su fin después de haber elegido seguir el Evangelio. Sus hijos y su esposa también deben salir de la Gran Familia, cuando finalice el mandato de Louie.

Pero su decisión de dejar el carnaval no es religiosa, porque los hijos del ex-sambista todavía no se convirtieron. «Un día los veré aquí conmigo en la iglesia. Creo que mis hijos me seguirán. Hace cinco meses, nadie imaginaba que llegaría a la iglesia evangélica, dice Luiz.

Seguir la religión no es fácil, muchos creen que no irá demasiado lejos de la samba y la bebida.

«Muchos me dicen: Gloria a Dios, Gilberto, que bueno. Nos alegramos de usted que haya encontrado un camino de paz y tranquilidad en su vida. El irónico dice, ‘esto es pasajero’. Cuando le pasen la primer caja de cerveza el tomará una lata».

Y digo: Ya me pasaron más de 100 y la tentación no me golpeó. Cuando alguien me ofrece una cerveza me río solamente. Si usted quiere comprarme un refresco, acepto, «dijo al periódico.

Entre los muchos milagros que ha vivido, Luiz Gilberto presenció la curación de su madre, Leonília Ferreira Lima, ahora de 89 años de edad, que estaba desahuciada por los médicos y que hoy está curada.

«Hoy, mi madre anda sin inflamaciones, come de todo, es sana y está también en la iglesia. Ya ha viajado a Ceará e incluso fue a la playa. Ella es un milagro de vida que Dios existe después de todo este gran sufrimiento que pasamos», afirma Luiz Gilberto. Así es como el ex Presidente de escuela de Carnaval se convierte.

acritica.uol.com.br

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *