Menú

Ex jugador de la NBA predica en las calles

El ex entrenador de los Warriors y jugador de la NBA, Mark Jackson, predica en las calles de Los Ángeles.

“La fe permite a la gente poner todo en perspectiva”. Dijo Mark Jackson, ex entrenador de baloncesto de los Warriors, y pastor de True Love Worship Center International, Reseda, California.

En una entrevista con El Heraldo del Evangelio, Jackson dijo:

“La creencia religiosa permite a la gente ponerse a sí mismos fuera de la foto.” “La fe… es todo lo que tengo. ¡Gloria sea al Señor!”.

Jackson, de 51 años, dijo que se siente afortunado, bendecido y humilde ante Dios. Proclama no tomar ningún crédito para sí. Él cree que Dios puso una mano sobre él.

El ex jugador de la NBA es originario de la República Dominicana. Nacionalidad que le clasificó para jugar para el equipo nacional de baloncesto del país.

Después de retirarse de jugar al baloncesto, se convirtió en comentarista de difusión para ESPN. También lo hizo para la ABC junto a su ex entrenador Jeff Van Gundy y el play-by-play, Mike Breen.

También trabajó como analista para The YES Network’s New Jersey Nets games.

En el 2011, los Golden State Warriors contrataron a Jackson como entrenador en jefe. Fue entrenador del equipo durante tres temporadas, pero fue despedido en 2014. Esto a pesar de liderar a los Warriors a playoffs consecutivos por primera vez en más de 20 años.

Joe Lacob culpó la mala relación de Jackson con el resto de la organización. Otros dicen que no supo estar al margen de su actividad de Pastor.

Jackson está casado con la cantante y actriz Desiree Coleman. Como ministro licenciado, el ex jugador de la NBA y su esposa co-pastorean la iglesia (1,2).

Cuando él era el entrenador de los Warriors de Golden State, no puso líneas divisorias claras entre sus dos trabajos.

Parte de la tradición en la iglesia de Jackson es un servicio enérgico. Este incluía a los fieles corriendo a lo largo de las paredes de la congregación en alabanza.

El Trabajo de Mark Jackson no es sólo como predicador.

El ex jugador de la NBA no solo trabaja para una Iglesia. El y su mujer son el corazón de la iglesia.

Lo va a ver pasear y predicar en las calles de cualquier barrio de la ciudad.

Para Jackson, Su Misión es Mucho Más personal.

A pesar del pequeño inconveniente de los transeúntes él hace lo que cree es correcto.

Recursos externos:

(1)

(2) www.gospelherald.com

Deje su comentario