Sanando la Tierra

Para qué este pastor usa los diezmos

10 julio, 2016 | adm | Iglesia y Ministerio

Para qué este pastor usa los diezmos

A la pregunta ¿para qué este pastor usa los diezmos y la mano de obra voluntaria de los miembros de su iglesia? La respuesta tal vez le haga pensar. El construye precarias tiendas de campaña para las personas sin hogar.

Llegó el invierno en Brasil e incluso antes de comenzar oficialmente, de acuerdo a la programación, ya asoló el sur y sudeste de forma implacable. En Sao Paulo (SP), cinco personas sin hogar han muerto a causa del frío. En este escenario, una iniciativa de amor al prójimo dirigido por un pastor llamó la atención en las redes sociales.

Renato Barbosa, pastor evangélico unido al proyecto «Jesús viene sembrando la Palabra» – que apoya a los misioneros en Haití y la India – utiliza mano de obra voluntaria de sus miembros de la congregación para construir chozas simples de madera y plástico, para las personas sin hogar en Sao Paulo.

En una entrevista con Púlpito Cristão, Barbosa dio detalles de la obra: «Esta acción se produjo cuando mi esposa y yo pasamos por una avenida de Sao Paulo, donde el frío estaba alrededor de 6º, así entonces pensamos en la forma de aliviar la situación ya que la gente estaba durmiendo afuera. Inicialmente se pensó en donar plástico para ellos para ponerlo en la parte superior de las mantas, pero cuando llegué a casa perfeccionamos la idea, y un hermano carpintero de la iglesia ha desarrollado la carpa solidaria», dijo.

El pastor dijo que trabajó más de diez años, «predicando el Evangelio haciendo obras sociales» y en el caso específico del invierno, su idea es proporcionar una forma de protección contra la intemperie que sea práctica, rápida y barata: «en este proyecto particular, el objetivo es de proporcionar la tienda de campaña para el residente en la calle con el fin de que quede protegido contra el frío y la lluvia. También se ha convertido en una herramienta importante dando la oportunidad de presentar el Evangelio».

A la pregunta de cuál es la mayor dificultad de las personas sin hogar, Barbosa enumeró algunas: «Las dificultades son inmensas. Son vulnerables. Sin trabajo, sobre todo ahora con la crisis que estamos viviendo. Cuando encuentran una oportunidad, tienen que moverse con la dificultad de no tener una dirección fija.

Las condiciones antihigiénicas, no hay lugar para lavar la ropa, mantener una condición digna, están expuestos a todo tipo de enfermedades. Por último, se enfrentan al perjuicio de varias maneras. Las políticas públicas no cumplen con las necesidades de estos ciudadanos. Hoy en día, todavía tenemos el grave problema de familias enteras que se encuentran en las calles. La pérdida del empleo ha sido la queja más frecuente», señaló.

De acuerdo con el pastor, el costo para la construcción de la «tienda solidaria» es muy bajo por unidad: «Nosotros compramos plástico, plástico de burbujas, listones de madera y clavos. El precio estimado para construir cada una es de 40 Reais”. (Unos 12 dólares).

www.pulpitocristao.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *