casa

Encontró la llave de su casa en la barriga de un pez

11 julio, 2018 | adm

En África Occidental una mujer comenzó a seguir a Jesús, su marido musulmán con frecuencia la golpeaba por su nueva fe. Sin embargo, ella mantuvo su testimonio en silencio mientras le servía y oraba a Dios por su salvación.(1)

A continuación el relevante testimonio que ella relató a SIM (2)

La mujer testificó que ella se había presentado en la misma reunión el año pasado para pedir oración por la salvación de su esposo. A menudo él la golpeaba por seguir a Cristo. Sin embargo, esta vez se levantó para dar una actualización…

Ella testificó que unos meses atrás, le había dicho a su marido que quería asistir a una reunión de la iglesia por una semana de duración. Él se puso furioso. ¿Una semana entera? ¿Quién cocinaría su comida? ¿Quién limpiaría su casa? Ella debe enfocarse en la religión mayoritaria de la región y olvidarse de la iglesia.

Él la golpeó severamente – otra vez.

Casi todas las conversas cristianas en esta región son analfabetas. La prioridad para muchos en estas reuniones es hacer preguntas bíblicas porque no pueden leer ni obtener una Biblia por sí mismos.

A pesar de la respuesta violenta de su marido, ella sentía seguir la dirección de Dios para asistir a esta reunión, para fortalecer su crecimiento y aportar el apoyo necesario a las otras mujeres. Esta mujer cristiana estaba decidida a ir a la reunión de la iglesia sin importar la violencia de su esposo.

Todavía enfurecido, él cerró la casa tan pronto como ella se fue, diciendo a los vecinos que su esposa nunca más entraría a su casa. Para demostrarlo, arrojo la llave al río mientras se dirigía a la casa de su novia durante la semana.

La mujer disfrutó de la conferencia cristiana y regresó a casa el viernes, deteniéndose en el mercado local. Ella planeaba tener una buena comida lista para su esposo cuando llegara a casa después de las oraciones del viernes.

No tenía idea de que su esposo la había expulsado de su hogar para siempre.

Al llegar a casa, se sorprendió de que la casa estuviera cerrada con llave. Necesitaba comenzar a preparar la comida, por lo que pidió prestada una olla a su vecina y comenzó a limpiar el pescado.

Cuando ella abrió el pescado, una llave se cayó de su vientre. Perpleja, la examinó y le comentó a su vecina que la llave se parecía a la llave de su propia casa. Su vecina la instó a probarla en la cerradura, ¡y funcionó! Abrió la casa, la limpió y preparó la cena de su esposo para esperarlo.

Mientras el esposo caminó a casa desde las oraciones del viernes en la mezquita, vio su casa abierta y el fuego encendido en la cocina al aire libre. Una vez más, se enfureció, pensando que los vecinos habían ayudado a su esposa a romper la puerta o las cerraduras, pero cuando examinó la llave y la cerradura, nada había sido dañado.

Cuando él exigió saber cómo regresó a su casa, ella le contó la extraña historia de la llave en el vientre del pez. Aturdido, no dijo una palabra más.

La noche del sábado le preguntó a su esposa si podía ir a la iglesia con ella la mañana siguiente.

Después de la misa domingo por la mañana, el hombre le preguntó si podía hablar con el pastor en privado. Él le contó la historia sorprendente de la llave de la casa y le dijo: “Quiero servir al Dios de los cristianos. Él es el único que conoce y tiene poder para hacer lo que nadie más puede”.

Esa mujer cristiana sonrió mientras hablaba. Dios había respondido muchas oraciones para que su esposo se arrepintiera y siguiera a Cristo.

En su evangelio, Mateo habla de un pez atrapado con una moneda en la boca por impuestos (Mateo 17:27).

En África occidental en 2018, la llave de una casa en el vientre de un pez se convirtió en la llave del Reino para un marido abusivo”.

En verdad esta promesa es muy grande: “Deléitate en el Señor y él te concederá los deseos de tu corazón . Salmo 37: 4 (NIV) . Nuestro Señor sigue siendo un Pescador de hombres.

(1) blog.godreports.com
(2) www.sim.org.au

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SUBSCRIBETE !