Sanando la Tierra

En medio del pecado, cientos aceptan a Jesús

13 febrero, 2016 | adm | Iglesia y Ministerio

En medio del pecado, cientos aceptan a Jesús

El Carnaval es un semillero de desenfrenos, pero gracias a la visión de una iglesia, en medio del pecado, cientos aceptan a Jesús y creen en él.

Cientos de personas aceptaron a Jesús por una actividad en medio de las carrozas del carnaval promocionado en Cabo Frio, en Brasil. El evento fue llamado proyecto Ide, dirigido por el pastor Samuel donde se puso en el mismo medio del carnaval para anunciar el Evangelio a las personas.

O Bloco do Leão, como se llamaba, fue muy criticado por algunos evangélicos que prefirieron en esos días acampar en retiros espirituales.

En medio del pecado, cientos aceptan a Jesús

Con soporte completo del Presidente del Consejo de pastores, el pastor Fabricio Valladares de la iglesia CIS, fue uno de los miembros que estaba a lo largo llevando un mensaje de salvación a las personas que estaban perdidas en pos de la alegría en bebidas y drogas.

Cuando cerró el trabajo de la obra evangelistica, el pastor Fabricio informó que mucha gente joven estaba totalmente tomada por las bebidas y sumidas en un mundo que lleva a las personas lejos de Dios.

«Me sentí totalmente impotente al ver vidas y más vidas perdidas en el pecado, en las bebidas, y jóvenes que estuvieron una vez dentro de la iglesia y hoy se sumergieron en un mundo sin Dios, pude abrazar y orar por algunos de ellos, mismo en la multitud y lo que me dolió es ver la ‘iglesia’ juzgando este método evangelístico en vez de extender sus manos a los pecadores.

Estoy seguro que la actitud del pastor Samuel fue bien vista en el cielo y el resultado se verá en la eternidad», informó el pastor Fabricio emocionado.

Muchísimos aceptaron a Jesús y oraron en la apelación para entregar públicamente sus vidas a Cristo y si hubiera sido sólo uno que hubiera aceptado, habría valido la pena.

El trabajo continúa, informa el pastor Samuel, ahora con el acompañamiento de esas vidas.

Una iglesia tiene que cumplir su papel de ir en busca de la oveja perdida, y eso molesta al grupo religioso, los molesta y tienden a tirar piedras, pero vuelven con las manos vacías cada vez.

padom.com.br

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *