Sanando la Tierra

En Birmania se está expandiendo el Reino de Dios

4 febrero, 2016 | adm | Iglesia y Ministerio

En Birmania se está expandiendo el Reino de Dios

A pesar de toda la oposición en Birmania se está expandiendo el Reino de Dios- no importa que hasta una nueva ley del gobierno diga que se debe aprobar primero todas las conversiones religiosas.

Un líder indígena del Ministerio en Birmania (Myanmar) dice que el Espíritu Santo no ha disminuido su accionar.

“Se mueve rápidamente en nuestro país, más que nunca”.

«Nuestros hermanos forman a los nuevos creyentes sobre cómo predicar el evangelio entre su propio pueblo y acerca de cómo está muy cerca su regreso».

El Gobierno concede un especial estatus para el budismo, practicado ampliamente entre la mayoría birmana, y el encargado de la misión dijo que le sorprendía la penetración del Evangelio en los últimos dos años a los birmanos. Minoritarios grupos como los Karen también están creyendo más y más en Cristo, y la misión vio suceso en alcanzar a los Kayan, los Padaung y otras tribus.

El alcance a lo Kayan empezó en el estado oriental de Shan en 2014. Fue un viaje «muy duro y difícil» dijo el evangelista itinerante del Ministerio en el área.

«Dicen que si llegan a ser cristianos, el espíritu de sus padres ancestrales serían provocados y cosas de mala suerte le iban a pasar a ellos, pero poco a poco son capaces de aprender que Dios es el Dios más poderoso y él los protegerá,» dijo el líder del Ministerio.

«Así que las oraciones respondidas son un testimonio de vida para ellos y 16 adultos que han recibido al Señor y fueron bautizados.

Aunque el arrepentimiento personal, el impulso del Espíritu Santo y encuentros con Cristo tienden a ocurrir fuera de los controles burocráticos. El Presidente Thein Sein el 26 de agosto de 2015 firmó la ley de conversión religiosa, que pretende restringir las decisiones religiosas.

Requiere que aquellos que deseen cambiar las creencias se sometan a una entrevista y participen en un estudio religioso por 90 días antes de que puedan obtener aprobación para la conversión del registro en los municipios.

Ampliamente condenado en la comunidad de derechos humanos, la nueva ley obliga a aquellos que se quieren convertir a proporcionar una extensa lista de información personal a las tarjetas de registro y responder a preguntas indiscretas.

«Rueguen por nosotros con fervor; no sabemos cuánto tiempo va a estar la situación en calma,» dijo el líder del Ministerio nativo. «Las cosas están cambiando rápidamente, van de mal en peor. Nosotros debemos golpear el hierro mientras está caliente.»

La nueva ley agrega más obstáculos para el avance del mensaje de Cristo en los pueblos donde amenazan a los misioneros indígenas con violencia de los monjes budistas, seguidores de creencias animistas nativas y las autoridades locales.

Victoria en Jesús

Al mismo tiempo, los miembros veteranos de su equipo van hacia delante. Después de anunciar a Cristo a 2.000 personas en diversas áreas en tres distritos, miembros del equipo vieron a 67 personas depositar su confianza en Jesús, él dijo. Un evangelista que llevó el entrenamiento de la Biblia en una localidad no revelada en la división Irrawaddy, donde el Ministerio ha plantado iglesias, informó que 60 alumnos están ahora dispuestos a compartir su fe casa-por-casa, pero discretamente, pues incluso no comparten en sus propios hogares.

En Birmania se está expandiendo el Reino de Dios, oremos para que llegue a todos.

www.mnnonline.org

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *