Menú


Sanando la Tierra

Emocionado, Obama canta himno cristiano en funeral

El Presidente Barack Obama, en un discurso del funeral de Clementa Pinckney, el pastor muerto en Charleston, Carolina del sur, cantó el himno cristiano «Sublime Gracia» y emocionó a una multitud.

Obama fue a Charleston en su último homenaje al pastor y las victimas del racista Dylann, que mató a nueve personas que participaron en un grupo de estudio bíblico en la iglesia Episcopal Emanuel.

Durante su discurso – que más se pareció a una predicación de la gracia de Dios, Obama hizo hincapié en una historia de vida de Pinckney y sus años de trabajo como Ministro del Evangelio y político – como senador por el estado de Carolina del sur, además de recordar las históricas heridas profundas causadas por la esclavitud en los Estados Unidos.

Obama no sólo demostró estar emocionado al entonar el himno cristiano después, a lo largo de su discurso, dijo que el odio contra los negros, ha servido de hecho para revelar la gracia redentora de Dios ofrecida a él por las familias de las víctimas que perdonaron.

El mensaje de Obama:

“Dando todo el honor y la Gloria a Dios.

La Biblia nos llama a la esperanza, a perseverar y tener fe en las cosas que no pueden ser vistas

«Ellos todavía estaban por vivir por la fe cuando murieron», nos dice una escritura. No recibieron la promesa; Sólo vieron y le dieron la bienvenida en la distancia, admitiendo que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra».

Estamos hoy aquí para recordar a un hombre de Dios que vivió por la fe. Un hombre que creía en cosas que no podía ver, un hombre que creía en mejores días por venir.

Un hombre de servicio, que perseveró, sabiendo muy bien que no recibiría todas esas cosas que se prometieron, porque él creía que sus esfuerzos entregaría una vida mejor para aquellos que seguían.

Para Jennifer, su esposa amada; Eliana y Malana sus hijas maravillosas; la familia – la «madre Emmanuel» [la iglesia] y el pueblo de Charleston, la gente de Carolina del sur.

No puedo decir que tuve la suerte de conocer muy bien el Reverendo Pinckney. Pero Tuve el placer de conocerlo aquí en Carolina del sur, tiempo atrás cuando ambos éramos un poco más jóvenes. Cuando no tenía el pelo canoso visible (risas).

La primera cosa que noté fue su gracia, su sonrisa, su voz de barítono reconfortante, su sentido del humor – todas cualidades que ayudaron a llevar fácilmente una pesada carga de expectativas…»

Mira el momento que Presidente Barack Obama canta «Amazing Grace»:

Deje su comentario