Sanando la Tierra

El odio de ISIS ¿Por qué lucha el Estado Islámico?

11 febrero, 2015 | adm | Insólito

Clarissa Ward, de CBS News conoció a un luchador holandés de 26 años llamado Yilmaz que abandonó una vida cómoda para combatir la yihad en Siria. Yilmaz se fue de casa sin avisar a su familia y viajó a Siria para luchar con los rebeldes y trabajar como entrenador militar.

Según palabras de Clarissa:
“Después de meses de planificación, me encontré en la parte trasera de un coche acelerando a lo largo de los sinuosos caminos de Siria, cerca de la frontera con Turquía.

He estado dentro y fuera de Siria una docena de veces desde que la guerra civil comenzó hace más de tres años. Miré por la ventana a los familiares olivos verdes repartidos por todos los campos cada vez más amplios viendo millones de personas desplazadas internamente.

Un joven militar de 26 años de edad, ex soldado de Holanda que se unió a la jihad en Siria hace dos años era mi anfitrión, su nombre Yilmaz.

Él Hizo un gesto hacia el extenso campamento.

«Mira esto, por favor. Se está haciendo más y más grande cada día. Sin educación, no hay comida adecuada… nada para estas personas», dijo. «Ellos viven con lo mínimo. Ellos han estado pidiendo ayuda durante tanto tiempo. Y ¿qué es lo que reciben? le ponen bombas. Y luego me preguntan, ¿podría luchar contra estas personas que los están bombardeando? Me gustaría pelear con alguien. Incluso si fuera mi propio padre si los estuviera bombardeando, pelearía con él y yo mismo lo mataría».

Clarissa Ward

Clarissa Ward entrevista

Yilmaz de 26 años de edad, ex soldado de Holanda, se unió a la jihad en Siria hace dos años. Él es uno de los muchos europeos que se han unido a las decenas de grupos de rebeldes – incluyendo el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS).

Estimaciones de inteligencia indican que el número de occidentales que se han unido a los militantes es de hasta 3.000. Es una tendencia preocupante para los gobiernos occidentales, y despertó el interés en tratar de averiguar por qué tantos renuncian a sus vidas para unirse a una guerra a miles de kilómetros de distancia.

Después de cuatro meses de negociaciones, Yilmaz había finalmente accedió a ser entrevistado por Clarissa. En un viajé encubierto a través de la frontera entre Turquía y Siria se realizó su encuentro.

“¿Por qué se unen a ISIS los combatientes extranjeros para ir a Irak y Siria?

Dijo que decidió unirse a la jihad para ayudar a derrotar al dictador sirio Bashar Assad. Él había estado profundamente perturbado por los cientos de videos de YouTube publicados todos los días mostrando la brutal represión del régimen en Siria. Esta es una guerra que se lleva a cabo en tiempo real en Internet.

La experiencia de Yilmaz en el ejército holandés inmediatamente le hizo un entrenador codiciado por los rebeldes para tener más reclutas de diferentes habilidades que se unieran a la causa. Durante dos años, la perspectiva religiosa de Yilmaz se hizo más fundamentalista.

A pesar de que no lucha con ISIS, no los condenará tampoco.

Yilmaz me presentó a otro combatiente extranjero, un estadounidense que lleva el nombre de Ibn Zubayr. Ibn Zubayr me dijo que salió de su casa en el Medio Oeste hace tres años para llegar a Siria. Él lucha con Jabhat al Nusra, un grupo rebelde que ha jurado lealtad a Al Qaeda y que ha sido catalogado como una organización terrorista por el gobierno estadounidense.

Zubayr era un adolescente normal en los EE.UU., practicaba deportes de la escuela secundaria, creció con las películas de Hollywood y asistió a la universidad. Cuando decidió estudiar en el extranjero en el Oriente Medio, todo cambió. Se politizó por la guerra en Siria, y decidió que no podía regresar a casa. En su lugar, se unió a la yihad y se ha radicalizado por lo que se ve como una guerra contra el Islam, liderada por los Estados Unidos.

Sus puntos de vista son extremos: tiene elogios para Osama bin Laden y Al Qaeda. Los ataques aéreos de Estados Unidos han endurecido su voluntad – al escapar de la muerte cuando un misil Tomahawk golpeó la casa en la que había estado viviendo en Idlib, en el oeste de Siria.

El fuerte aumento en el número de yihadistas occidentales ha provocado preocupación real entre los líderes de los EE.UU. y Europa. ¿Cuándo vuelvan a casa, van a lanzar ataques terroristas? ¿Pueden ser impedidos de viajar a Oriente Medio? ¿Qué los motiva a hacerlo, y cómo pueden los gobiernos prevenirlo?

Fuera de los cientos de videos de propaganda en línea, oímos tan poco de estos hombres y mujeres, que comercian con sus cómodas vidas en Occidente para ir a un campo de batalla desconocido.

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *