Sanando la Tierra

El Contrato de Dios / Isaías 58

15 julio, 2013 | adm | Testimonios

El Contrato de Dios

El empresario Mark Lewis de Houston Texas, habla del «El Contrato de Dios» de Isaías 58 en el Ministerio JES en Tucumán, Argentina.

Mark Lewis no solo es un próspero «empresario cristiano» sino que es un hombre que practica los principios bíblicos para bendecir a sus empleados.

Hijo de misioneros, el ha desarrollado en su vida principios que pueden ser llevados en la práctica en un mundo altamente materialista y mostrar por sus frutos como Dios puede bendecir a las personas.

Mark es proveedor de la empresa Mitsubishi siendo elegido como empresa consejera y da seminarios de principios bíblicos a otros empresarios.

Un grupo de ingenieros de Japón fueron a visitar su empresa en Texas para saber cuál era el porqué del «milagro», ya que su empresa es la que mejor calidad, mayor producción y menores costos tiene.

El usa a sus empleados para bendecirlos y cuando trataron de competir robotizando todo el sistema no pudieron con el «ingenio de Dios» y así batir su producción.

La respuesta del por qué él no robotizó toda su empresa según dijo es porque «Yo no puedo bendecir robots sino gente».

Ha sido la empresa que menos accidentes de trabajo tiene y para esto el asesor que contrató se dedica a orar por la seguridad de las personas.

Otra de sus empresas Laser Light, nació de un invento que Dios le concedió para «ahorrar hasta el 80% de energía» en las luminarias ganando el premio mundial de innovaciones tecnológicas.

Cuando le preguntaron cuantos ingenieros estuvieron trabajando en el proyecto él dijo «solo dos personas, mi hermano y yo, y no somos ingenieros» cuando le preguntaron cuánto tiempo tardó para desarrollar el proyecto (pensando en años) él les dijo días!!

El hombre necesita volverse a Dios, convertirse de sus pecados y así podrá experimentar una bendición completa.

En esta exposición Lewis enseña como Isaías 58 es un contrato legal con Dios, si lo guardamos Dios se encarga de hacer su parte del contrato.

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *