Sanando la Tierra

El amor se acabó ¿Y ahora qué?

16 diciembre, 2014 | adm | Iglesia y Ministerio

El amor se acabó

El amor se acabó ¿Y ahora qué? – algunas veces me han preguntado por esta ácida cuestión «Pastor, yo ya no amo a mi marido / mujer, ¿qué debo hacer?

En primer lugar, vamos a dejar claro que esta cosa del ‘amor conyugal no se acaba nunca’ ¡es pura tontería!
No tenemos que ir muy lejos para encontrar gente frustrada con su relación matrimonial, en menos de diez segundos se puede recordar al menos dos parejas conocidas que se encuentran en crisis. Pero ¿es que se termina el amor?

Me gustaría enumerar abajo algunas razones que causa que una persona deje de amar a su cónyuge.

1. Maltrato.
No hay amor que RESITA las dosis homeopáticas de abuso. Recientemente he aconsejado a una joven que desde hace casi un año se casó. Al principio todas las bendiciones, pero entonces el marido comenzó a ser agresivo y comenzó a golpearla casi a diario. Hoy en día, según sus palabras, ella prefiere ver al diablo que al ex cónyuge. Yo no estaba allí el día que se casó, pero te garantizo que intercambiaron votos de amor eterno ante el altar, sin embargo, la realidad fue diferente.

2. El desprecio.
No todo el mundo resiste el ‘rechazo’. Por desgracia, muchos terminan despreciando al otro, incluso sutilmente, a esa persona que una vez se comprometió a amar. Como resultado, se enfría el amor y finalmente se muere.
3. La falta de comprensión.
Cada pareja llega a la boda con diferentes perspectivas y esto sin duda provoca peleas y disputas entre la pareja.

4. Niños.
¿Sabía usted que los niños pueden ser el motivo de que termine el amor entre muchas parejas? ¡Sí, eso es un hecho! Con el nacimiento de los hijos una mujer va a dar mucho de su atención a sus hijos, a su vez, el marido puede sentirse olvidado. Esta es una puerta abierta para la entrada de una tercera persona en la relación. Si esto ocurre, sólo un milagro salvará la relación.

5. La falta de perdón verdadero.
Todos estamos sujetos a fallas, sin embargo, tenemos el dispositivo llamado divino perdón que cuando se activa hará una gran diferencia en las situaciones de conflicto entre una pareja. Cuando el perdón no es liberado se da paso a la ira y al resentimiento, estos dos sentimientos juntos destruirán el amor en dosis homeopáticas hasta que se decreta su muerte.
Sí, realmente el amor puede morir. Pero, ¿se puede rehacer una relación del polvo? ¡Sí!
Creemos en los milagros, creemos que Dios puede resucitar a nuestros sentimientos muertos. Cuando el amor muere, la primera sugerencia que Satanás pone ante nosotros es encontrar a alguien más para que podamos probar una nueva relación.

En esta búsqueda exhaustiva para el éxito en el amor es que muchos se han sumido en nuevas relaciones que – en mi opinión – han comenzado con un grado derrotado, ya que difícilmente Dios querrá destruir a una familia para comenzar otra.

www.melqui.net

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *