Sanando la Tierra

Dónde podemos acudir cuando otros nos fallan. Dr. Charles Stanley

31 agosto, 2013 | adm | Mensajes

Dr Charles Stanley

En este mensaje, el Dr. Charles Stanley nos enseña dónde podemos acudir cuando otros nos fallan y nos decepcionan, especialmente cuando confiamos en ellos. Él nos dice que no tiene ninguna importancia quién te decepcione y quien te abandone. Tienes al Señor a tu lado – Él es tu pastor y es tu amigo.

Él dice: “No te desampararé” Hay momentos que tenemos heridas, dolor, nos sentimos desilusionados, rechazados.

No hay nada de malo en sentirse así cuando sabemos manejarlo.

Algunos tratan de concentrarse y se dicen: “todo saldrá bien pero sufren.

A veces nos acercamos a alguien y podemos ver el dolor en sus ojos, escucharlo en su voz y hasta percibirlo en sus movimientos porque algo está pasando adentro que no es natural y normal.

Qué hacer con esos sentimientos de dolor y desilusión, es algo que todos enfrentamos en la vida, porque todos tenemos relaciones y tenemos amistades. La amistad es muy importante, porque cuanto más se vive más la necesitamos y más podemos recibir heridas.

¿Cuál sería la definición de decepción, cuando otros nos fallan?

Engaño, mistificación y subterfugio son actos para propagar creencias de cosas que no son ciertas, o que no son toda la verdad (como verdades a medias u omisión). Puede implicar engañar o disimular, hacer prestidigitación, distraer, camuflajear u ocultar.

También hay engaño, como en la mala fe.

Es una gran transgresión relacional que a menudo conduce a sentimientos de traición y desconfianza entre las relaciones entre socios. El engaño viola las reglas relacionales y se considera una violación de expectativas negativas.

La mayoría de la gente espera que los amigos, socios relacionales e inclusive extraños sean sinceros la mayor parte del tiempo. Si la gente esperara que la mayoría de las conversaciones fueran inciertas, hablar y comunicarse con los demás requeriría la redirección para adquirir información confiable.

Una cantidad significativa de engaño se produce entre los socios románticos y relacionales.

El engaño y la deshonestidad pueden también forman motivos de litigio civil por agravio – en contratos legales se conoce como falsedad o tergiversación fraudulenta si es deliberada – y puede dar lugar a un proceso penal por fraude.

https://youtu.be/HOnKTmcltiY

Un comentario

  1. Graciela Gutierrez M. dice:

    Hermoso y oportuno mensaje para mi vida, una enorme bendicion.Dios le siga dando de su sabiduria y derrame abundantes bendiciones.

¿Qué te parece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *