Menú


Sanando la Tierra

‘Dios Me salvó’ mujer perdona a ex-novio quien la apuñaló 32 veces

Sobreviviente de violencia doméstica, Melissa Dohme, ahora está saliendo con quien la ayudó, Cameron Hill.

Una mujer de Florida dice que ha perdonado a su ex novio quien la apuñaló 32 veces y fue condenado a cadena perpetua sin libertad condicional el lunes.

«Ofrecezco perdón y lo perdono», dijo Melissa Dohme, 21, a ABC News. «El perdón es una señal de dejar ir y cuando perdonas a alguien que te lastima, le quitas su poder.»

Dohme glorificaba a Dios este año por el hecho de que sobrevivió a los ataques de Robert Lee Burton Jr. de 22 años en enero de 2012, que rompió su cráneo y le noqueó a los dientes.

«Es un milagro que todavía estoy viva hoy… incluso los médicos lo dicen que es así. Dios me salvó. «… una mano me salvó, Dohme escribió en un blog.

Dohme, quien había sido apuñalada con un cuchillo de bolsillo y uno grande, estaba apenas aferrada a la vida cuando intervinieron dos testigos. Después de que los paramédicos llegaron a su lado, «estuve en resucitación 4 veces en urgencias, recibi 12 unidades de sangre, sufri una apoplejía en mi cerebelo, tuve una fractura de cráneo y nariz, me faltan dos dientes, parálisis facial derecha, laringe apuñalada y fui brutalmente golpeada,» escribió.

Más de un año y medio más tarde, aunque parte del lado derecho de su rostro está paralizado, Dohme ha hecho casi una recuperación completa. Se ha graduado de la Universidad, trabaja como enfermera, ha «crecido en su fe» y comenzado a salir, con «mi propio héroe», Cameron Hill, uno de los primeros en responder que la trataron después de que fue atacada.

Hill «es definitivamente difícil mirar al hombre que intentó matar a la chica que me encanta, pero es un poco más fácil ahora que sé que obtuvo lo que merecía,» dijo a la estación de noticias, después de que Burton Jr. se declaró culpable y fue condenado.

Dohme cree que Dios le mantuvo viva para compartir su historia con otras niñas y mujeres y que sepan que no están solas.

«Yo creo que Dios me salvó para contar mi historia, para ser la voz a aquellos que tienen demasiado miedo para hablar o ya no tienen la oportunidad porque su abusador tuvo éxito en su vida,» escribió.

«Estoy firme contra la violencia doméstica y violencia durante el noviazgo porque sé lo que es tener miedo de adolescente. Sé lo que es sentirse sola… y si así te sientes ahora déjame decirte… no lo estás. ¡Hay ayuda, y mereces ser tratada bien!» dijo Dohme.

www.christianpost.com

Deje su comentario