Menú

Sanando la Tierra

Dieta de Juan Bautista era bichos frijoles y Pancakes

Según nuestra fuente más temprana la dieta de Juan Bautista era bichos frijoles y Pancakes, sí, el conocido “Juan el Bautista” (literalmente, “Juan el Dipper”) siguió un estricto estilo de vida ascético reflejado prominentemente en su vestimenta austera y dieta.

Juan estaba vestido de pelo de camello y llevaba un cinturón de cuero alrededor de su cintura y comía langostas y miel silvestre (Marcos 1:06; Mateo 3:04).

También leemos en una fuente anterior en Lucas y Mateo, que Juan, a diferencia de Jesús, “ni comía ni bebía”, o, “que ni comía pan ni bebía vino.”

Estas frases indican el estilo de vida de uno que era estrictamente vegetariano, que evitaba incluso el pan, ya que tenía que ser procesado a partir de los cereales, y huía de todo alcohol (Lucas 7:33-34, Mateo 11:18-19).

El historiador judío contemporáneo Josefo relata la ejecución de Juan el Bautista en la fortaleza del desierto de Maqueronte por Herodes Antipas en su obra Antigüedades Judías.

De acuerdo con Josefo, la motivación principal de Herodes para matarlo era la gran popularidad de Juan con las multitudes y la posibilidad de que él podría dirigir una insurrección.

Marcos da una explicación alternativa, a saber, que Herodes hizo decapitar a Juan en la celebración de su cumpleaños, a regañadientes, ante la insistencia de su esposa Herodías, a raíz de la danza famosa provocativa de su hija Salomé.

Herodías estaba molesto de que Juan estuviera condenando abiertamente su matrimonio con Antipas tratándolos como adúlteros, ya que ella se había casado originalmente con su hermano Felipe (Marcos 6:16-29).

Josefo lo describe como “un buen hombre que ordenó a los Judíos a ejercer la virtud”, pero no comenta específicamente sobre su estilo de vida en la versión griega de las Antigüedades que está en nuestro texto estándar.

Hay una versión en ruso antiguo de Antigüedades de Josefo, normalmente conocido como “Josefo eslavo,” que describe a Juan el Bautista viviendo con “raíces y frutos de árbol” e insiste en que él nunca tocó el pan, y mucho menos la carne de un cordero, incluso en la Pascua.

La opinión más común de la dieta de Juan, sobre la base de nuestro texto en Marcos, es que comía langostas, una forma migratoria de la cigarra de la familia Acrididae, siendo comúnmente consumida por los pueblos del desierto de Arabia.

Otros han sugerido que la palabra traducida como “langostas” se refiere a los granos del árbol de algarrobo, comúnmente llamado “Pan de Juan”. Sin embargo, la palabra griega traducida como” langostas “(Akris / ακρις) parece referirse claramente a una especie de saltamontes.

El problema es el de comer “carne”, incluso la de un insecto, que parece contradecir las fuentes que hacen hincapié en sus ideales ascéticos vegetarianos.

Pablo, por ejemplo, se refiere a los miembros del movimiento de Jesús que se abstienen de comer carne y beber vino (Roman 14:1-4).

También tenemos tradiciones que dicen que Santiago, el hermano de Jesús, practicaba un estilo de vida vegetariano estricto, también comúnmente conocido entre la comunidad cristiana judía como los “ebionitas”.

De alguna manera las palabras “langostas” parecen tomadas fuera de lugar.

Una posible solución a esta confusión acerca de la dieta de Juan en el desierto se encuentra en los fragmentos que tenemos del perdido “Evangelio de los Ebionitas”, citado por el escritor cristiano del siglo cuarto Epifanio.

La palabra griega para langostas es muy similar a la palabra griega para la “torta de miel” (enkris / εvκρις) que se utiliza para el “maná” que los israelitas comieron en el desierto, en los días de Moisés.

Si este es el caso, entonces Juan habría comido un pastel de algún tipo, a partir de una planta del desierto, similar a la del “maná” que los antiguos israelitas comieron en el desierto, en los días de Moisés.

Este “pan del cielo” se describe como “como semilla de culantro, blanco, y su sabor como de hojuelas con miel” (Éxodo 16:31; Números 11:08).

Este tipo de “panqueque” al horno en aceite, y endulzado con miel, hace luego reflexionar y emular a los ideales de santidad de las andanzas del desierto de Israel cuando las personas tenían que buscar a Dios solo para el “pan de cada día.”

Teniendo en cuenta el aspecto de Juan, la vida solitaria ascética, no se podía imaginar una figura más contracultural, así la dieta de Juan Bautista era bichos frijoles y Pancakes.

La contrapartida cultural de Juan era Herodes Antipas, quien finalmente lo hizo arrestar y decapitar. Jesús contrastó el estilo de vida de Juan con los vestidos de ropas suaves de los que viven lujosamente en palacios de rey (Lucas 7:25).

La referencia a Herodes y sus secuaces es inconfundible.

jamestabor.com

Deje su comentario