Menú

Descubrimiento arqueológico que prueba la Biblia

Pocos hallazgos causan entusiasmo, pero el descubrimiento arqueológico que prueba la Biblia es la inscripción de Tel Dan en una losa de piedra del siglo IX aC que proporcionó la primera evidencia histórica del rey David de la Biblia.

La inscripción de Tel Dan, o inscripción «Casa de David», fue descubierto en 1993 en el sitio de Tel Dan en el norte de Israel en una excavación dirigida por el arqueólogo israelí Avraham Biran.

La inscripción rota y fragmentada conmemora la victoria de un rey arameo sobre sus dos vecinos del sur: el «rey de Israel» y el «rey de la Casa de David».

En el texto cuidadosamente escrito en caracteres arameos aseados, hace alarde del rey arameo que, bajo la guía divina del dios Hadad, venció a varios miles de jinetes y aurigas israelitas y judaítas antes de enviar personalmente por sus dos oponentes reales.

Por desgracia, los fragmentos recuperados de la inscripción «Casa de David» no conservan los nombres de los reyes específicos implicados en este brutal encuentro, pero la mayoría de los estudiosos creen que la estela relata una campaña de Hazael de Damasco en la que derrotó a Joram de Israel y Ocozías de Judá.

Lo que hizo que la inscripción de Tel Dan uno de los más emocionantes descubrimientos arqueológicos bíblicos para los estudiosos y el público en general era su referencia sin precedentes a la «Casa de David.»

Inscripción fragmentada de la estela, primero fue leída y traducida por el renombrado epigrafista Joseph Naveh, demostrado que el Rey David de la Biblia era una auténtica figura histórica y no sólo la creación literaria fantástica de escritores y editores bíblicos posteriores.

Tal vez lo más importante, la estela, creada por uno de los enemigos más feroces antiguos de Israel, sucedió más de un siglo después de la muerte de David, siendo reconocido David como el fundador del reino de Judá.

La inscripción «Casa de David» tiene sus escépticos, sin embargo, especialmente los llamados minimalistas bíblicos, intentaron desprestigiar al escrito de la «Casa de David» como inverosímil e incluso sensacionalista. En un artículo, Philip Davies sostuvo que el término hebreo bytdwd se refirió a un lugar específico (similar a bytlhm de Belén) en lugar de la dinastía ancestral de David.

Ese escepticismo a un lado, sin embargo, la mayoría de los eruditos bíblicos y arqueólogos aceptan fácilmente que la estela de Tel Dan había proporcionado la primera prueba concreta de un histórico rey David de la Biblia, por lo que es uno de los principales descubrimientos de la arqueología bíblica reportados en BAR.

A pesar de que la inscripción «Casa de David» ha confirmado la historicidad esencial del Rey David de la Biblia, los estudiosos han llegado a poco consenso sobre la naturaleza y el alcance de su mandato.

El descubrimiento arqueológico que prueba la Biblia no da muchos detalles, ¿Fue David el gran rey de la tradición bíblica, que fundó su capital real en Jerusalén y estableció un reino israelita? ¿O era David, un gobernante de sólo una jefatura tribal, como sostiene Israel Finkelstein de la Universidad de Tel Aviv?

Preguntas como éstas a menudo surgen de los descubrimientos arqueológicos bíblicos y se encuentran en el corazón de las complejas relaciones entre la arqueología, la historia y la Biblia.

www.biblicalarchaeology.org

Categorías:   Mundo

Deje su comentario