Sanando la Tierra

Descubren vieja carta de amor en un museo

30 agosto, 2013 | adm | Insólito

Descubren vieja carta de amor en un museo

Muchas cartas de amor fueron escritas con la intención de que ese amor quedara impreso por siempre en letra.

Esta parece ser una de besos y uvas.

Así parece ser la historia entre Pepe y su amada dónde estaban a 92 kilómetros de distancia entre ellos, quizá demasiados para una declaración de amor que hoy habría llegado en un instante, por Internet.

La Alhambra esconde en cada esquina leyendas, secretos, amoríos y traiciones, muchos enterrados para siempre y otros descubiertos por la labor de conservación del personal del Palacio de La Alhambra, en Granada.

Por los trabajos de documentación y catalogación que afronta el Museo de la Alhambra han permitido descubrir, casi después de un siglo, las palabras de amor de Pepe, vecino de Sorvilán, que mandó a su querida en 1921.

La carta fue hecha de un papel vulgar, envejeció escondida en un encatrado artesanal que se guardó de una iglesia, hasta que el museo rescató esas palabras de amor.

Un equipo de arqueólogos que descubrió la carta ha explicado que el trocito de papel que enmarca las palabras de amor estaba en uno de los paños de madera que componían el artesonado de la extinta iglesia de San Gil de Granada, almacenados en el museo alhambreño.

La carta, que especialistas manipulan con guantes como si se tratara de una joya, fue escrita un día lunes hace 92 años por un vecino del municipio de Sorvilán que le contaba a su amada que le mandaría con un recadero otra misiva junto a un racimo de uvas dirigido a un tal don Antonio.

«Si el miércoles no las llevara, no hables el jueves al otro que va con uvas (…) Me dirás si recibiste las uvas y que mandarás las cartas con el que lleve las uvas (…) Sin otra cosa por hoy, besos del que te quiere», reza la carta.

La misiva ha descansado muchísimos años escondida en el recoveco sin que nada se sepa de sus protagonistas y con un final abierto para que cada cual decida si Emilia leyó aquellas letras, las respondió y cosechó una vida feliz con Pepe.

Supuestamente el personal de La Alhambra seguirá ahora la pista para conocer cada detalle de los lugares que cobijaron los paños de madera del artesonado mudéjar y, con ellos, la carta de amor, que será expuesta en el museo. (EFE).

www.lasegunda.com

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *