Sanando la Tierra

Debemos amar a los musulmanes, dice hermano Andrés

24 noviembre, 2015 | adm | Iglesia y Ministerio

irmao andre

Dice hermano Andrés que debemos amar a los musulmanes – el conocido misionero así lo manifiesta y él lo sabe porque ha dedicado su vida a llevar el Evangelio a algunos de los lugares más oscuros del planeta durante décadas.

Conocido como el contrabandista de ‘Dios’, en 1955, empezó a transportar Biblias a países comunistas y apoyaba a la iglesia en lugares donde estaba prohibido.

Open Doors, una de las organizaciones cristianas más conocidas en el mundo cuando se habla de persiguir a los cristianos.

A principios de 1970, se dio cuenta que estaba muriendo el comunismo y un nuevo mal estaba tomando su lugar el Islam.

Desde entonces Puertas Abiertas ha ampliado su radio de acción y hoy en día es el Ministerio que apoya el sufrimiento de la iglesia en más de 60 naciones.

Anualmente, la misión publica una lista con un ‘ranking’, mostrando donde la persecución aumenta o disminuye. También realiza campañas de oración continuamente, distribuyendo material de sensibilización, además de ayudar a cientos de cristianos que pasan por este tipo de problemas en el mundo.

Él ya se ha reunido con líderes de grupos radicales como el Hezbolá, Hamas y los talibanes y pide a la iglesia recordar: Debemos amar a los musulmanes, dice hermano Andrés, tanto como amamos a otros cristianos», informa MT Agora.

«Creo que incluso el más radical de los musulmanes debe recibir la palabra de Dios. Ellos probablemente están esperando a alguien que rompa la barrera y les diga que Dios los ama demasiado,»
asegura.

Ante la creciente ola de atentados con bomba llevada a cabo por los extremistas musulmanes, pide a los cristianos de no ser sacudidos por la ola de rechazo de las personas que profesan la fe islámica. «Mi experiencia demuestra que una persona que es radical, es más receptiva a la palabra de Dios».

Él explica que los cristianos no pueden perder el foco y no deberían tener miedo de estas personas, pero solo recordar que tenemos la ‘respuesta’. «¿Qué hacemos con ella? Que Dios tenga misericordia de nosotros».

www.mtagora.com.br

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *