Sanando la Tierra

Dante Gebel: El Superclásico 2013

30 enero, 2014 | adm | Mensajes

Dante Gebel

En este mensaje de Dante Gebel: El Superclásico 2013 en River él nos expone el mensaje del evangelio que es el mensaje de la cruz y que no es un mensaje fácil.

Por seguir a Dios vamos a tener dificultades con nuestros familiares y tendremos que negarnos a nosotros mismos.

Dante Gebel comienza dando testimonio de lo difícil que es ponerse a hablar lo que Dios quiere ya que es consciente de lo que dice Dios de los falsos profetas y tiembla. “Pero si lo que digo, es de Dios, los que deben temblar son ustedes”, dijo.

Él comparte como muchos le preguntan de que se trata el evangelio, por qué hacer una inversión tan grande “¿de qué se trata todo esto que están haciendo?” refiriéndose por qué están en River y no haciendo otra cosa en cualquier otro lugar.

Gebel le contesta a esto con la definición que Jesús mismo dice en Mateo 16:24, “si alguno quiere seguir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida la va a perder”. Jesús no hablaba de realizaciones y alcanzar los sueños. Hablaba de una muerte real y de la salvación del infierno.

Dice: “Cuando hablamos de Jesús nos aman, cuando actuamos como Jesús nos odian”. La palabra de Jesús para aceptar a sus discípulos era dura. Seguir a Jesús traería disensión en la familia y problemas. Algunos tendrían a sus propios enemigos dentro de su casa. El no decir esta parte del evangelio afecta a la gente que cuando le pasan estas cosas no saben que sucede y se desaniman. Hay algunos como el joven rico que quiere seguir a Jesús, pero el Señor le dice no, vende lo que tienes y dalo a los pobres, y se fue triste.

Jesús no le dijo ¡Muy bien! ¡Estás en el evangelio de Dios! ¡Ahora vas a prosperar y vas a viajar en business! Lo que dijo es “mira, hasta los pájaros tienen sus madrigueras pero el hijo del Hombre no tiene donde dormir”. -Te ofrezco una vida donde ni siquiera puedes tener un techo, ni prestado ni nada- De otro le dice a Jesús “deja que entierre a mi padre” y Jesús le responde: “deja que los muertos entierren a sus muertos…”

¿Qué te parece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *